Selecciona tu país

El daño cerebral sobrevenido es un evento repentino cuyas causas pueden ser:

  • Accidentes: ya sean cerebrovasculares o traumáticos.
  • Enfermedades: tumores cerebrales. 

Su presencia se detecta mediante evaluaciones neuropsicológicas que confirman el daño y miden las consecuencias en la memoria, la atención o la personalidad  del paciente.

¿De qué manera se manifiesta el daño cerebral sobrevenido?

Su ocurrencia repentina lo diferencia de otros daños cerebrales, como el congénito o el producido por procesos degenerativos.Incluso después de una lesión menor en la cabeza, la función cerebral puede verse afectada.

Descarga nuestra guía gratuita: Avances de la neuropsicología clínica para el mundo actual

Las consecuencias de la lesión, entre ellas amnesia, depresión, pueden ser temporales o extenderse por períodos de tiempo más largos de tiempo, incluso años.

La gravedad de la lesión determina que los efectos tengan menor o mayor duración.

 Los efectos de una seria lesión cerebral  pueden generar complejas y permanentes alteraciones en la personalidad, las relaciones y la autonomía de los pacientes que logran superar el evento. 

Dichas alteraciones se manifiestan de diversas maneras, entre ellas podemos citar:

  • Pérdida de memoria
  • Jaquecas, migrañas.
  • Estados depresivos.
  • Mareos, náuseas.
  • Estados de irritabilidad.
  • Fatiga, cansancio.

Problemas de concentración.

El apoyo profesional y las técnicas de la neurorehabilitación surgen como estrategias eficaces para minimizar el impacto del daño sufrido y para afrontar los eventos futuros de forma más adecuada.   

Tipos de lesión cerebral sobrevenida

La clasificación  de las lesiones cerebrales depende entre otros factores dependiendo de cómo se produzca, del momento en que se evalúa o del impacto que generan:

  • Daño cerebral sobrevenido focal: ocurre en un área determinada y puede ser leve o grave.
  • Daño cerebral sobrevenido difuso: se verifica en varias áreas del cerebro, puede ser leve o grave.
  • Lesión primaria: se verifica en el momento exacto del evento, no presenta evolución ni alteraciones cerebrales inmediatas.
  • Lesión secundaria: secuela de la anterior, genera alteraciones cerebrales.
  • Lesión cerebral cerrada: no presenta fractura de cráneo.
  • Lesión penetrante: consecuencias de heridas o perforaciones.

Los diferentes tipos de lesiones cerebrales sobrevenidas mencionadas, se pueden ocasionar en caídas durante la práctica del deporte, en accidentes automovilísticos o como consecuencia de ataques externos.

La disciplina encargada del estudio del fenómeno del daño cerebral sobrevenido es la neuropsicología y los profesionales especializados los indicados para prevenir el evento, evaluar su impacto, proponer e implementar las opciones de tratamiento y rehabilitación.

Si este tipo de actividades te apasiona, y quieres participar en la conducción de terapias dirigidas a mitigar el impacto de los daños cerebrales sobrevenidos e investigando acerca de problemas de conocimiento causados por consumo de drogas, puedes empezar ya a prepararte en la Universidad VIU que tiene en su oferta académica los  programas que te darán las herramientas para a abordar dichas acciones a fondo y hacer parte   de un cambio dirigido.  

Si te interesan estos temas, encontrarás realmente útil nuestra Maestría Oficial en Neuropsicología Clínica

Ebook GRATIS: Neuropsicología Clínica

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia