Selecciona tu país

Las funciones cognitivas MBTI se han vuelto muy populares en Internet en los últimos tiempos, al igual que otros ámbitos como la neuropsicología. Esto se debe al auge que han obtenido los test de personalidad que abundan en la red; el único problema que pueden tener una gran parte de estos ejercicios es que suelen dejar de lado el aspecto fundamental que sostiene su teoría: las mismas funciones.

Las funciones cognitivas se dividen en ocho y según los expertos siempre usamos cuatro, aunque las variables pueden comprobar que hay casos en los que se utilizan más; esto depende de los rasgos de personalidad característicos en cada individuo. En otras palabras, se puede decir que las funciones operan como mecanismos mediante los cuales ordenamos el sentido que le damos al mundo. Las preguntas correctas para encontrar la información más certera son ¿por qué? y ¿cómo hacemos las cosas? La mayoría de los test no tienen en cuenta estos puntos.

Descarga nuestra guía gratuita: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

La utilidad de hacer un seguimiento de estos patrones radica en que nos queda muy claro que no se pueden encasillar a todas las personas en un formato, pero sí es muy interesante la observación de una línea de comportamiento. Esto también nos ayudará a conocer unos parámetros mucho más cercanos a los que nos identifican, ya que existen factores como la predisposición hacia ciertas preguntas o el estado de ánimo que son determinantes para los resultados finales.

¿Cuáles son las funciones cognitivas MBTI?

Cuando decimos que los seres humanos utilizamos 4 funciones, nos referimos a que estas se encuentran clasificadas desde la que usamos de forma inherente, en el día a día, hasta la que representa la mayor dificultad en el momento de asumir la información. Y no es un sinónimo de manejar todas las funciones al mismo nivel. Veamos a continuación el orden en que actúa cada una:

  • Dominante: Es la que prima en el desarrollo de la vida diaria. Se puede decir que es la que se utiliza de forma natural.
  • Auxiliar: Es la que determina con mayor fuerza el perfil MBTI de una persona, porque es en la que se apoya la dominante para que la energía fluya del interior al exterior y viceversa. Se debe tener en cuenta que siempre una es extrovertida y la otra introvertida, o sea que se completan y complementan. Estas dos funciones son las que se usan de forma más natural, casi que sin notarlo.
  • Terciaria: Se dice que este es el gran misterio dentro de las funciones cognitivas MBTI. Es una función que no se usa del todo pero que tampoco es extraño utilizarla. Tal vez sea una función con mucho potencial, pero siempre se manifiesta de una forma distinta a la dominante.
  • Inferior: Es una función que tiene potencial para ser usada pero se omite o causa incomodidad porque puede ir en contra de la naturaleza de la función dominante. Aún así es una función que llega a ser de gran utilidad si se logra entrenar y si se alcanza un nivel de madurez que nos permita plantearnos cambiar modelos de funcionamiento en nuestra vida diaria.

Este ha sido un acercamiento general a un tema que requiere un nivel de profundización necesario en distintas publicaciones y como componente integrado al programa de la Maestría en Neuropsicología Clínica de VIU.

 

Ebook GRATIS: Psicología

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia