Selecciona tu país

Los alumnos con retraso mental constituyen un grupo muy heterogéneo puesto que, aunque comparten atributos comunes, las características, grado de afectación y necesidades especiales varían considerablemente de un alumno a otro. Por este motivo, las posibilidades de escolarización son varias, dependiendo tanto de las características personales del alumno como de los recursos disponibles en el entorno.

Posibilidades de escolarización para alumnos con retraso mental leve

En general existen tres opciones para que las personas con algún tipo de trastorno del desarrollo intelectual realicen su escolarización: los centros de Educación Especial, el aula ordinaria y soluciones mixtas.

Centros de Educación Especial

La legislación española es muy clara al respecto, señalando que la educación en Unidades o Centros de Educación Especial se llevará a cabo únicamente cuando las necesidades del alumno no puedan ser atendidas en un centro ordinario. En la práctica significa que en estos centros sólo se escolarizarán a los alumnos con las necesidades más graves y permanentes. Dado que los chicos con algún retraso leve o moderado no se encuentran dentro de este grupo, puede considerarse que este tipo de educación no es la más adecuada para ellos, quedando restringida a aquellos chicos y chicas con un diagnóstico de retraso severo y profundo.

El aula ordinaria

La educación inclusiva en el aula ordinaria es la opción más justa y con la que se consiguen mejores resultados. En definitiva, la escuela es una representación de la sociedad y debe actuar como lugar de ensayo de lo que, posteriormente, los alumnos se van a encontrar en su vida adulta. Una escolarización en centros diferenciados no hace otra cosa que aunar en las diferencias, impidiendo que alumnos con distintas condiciones convivan y se enriquezcan mutuamente de esa diversidad, aprendiendo valores como la comprensión, la tolerancia y el respeto a las diferencias.

Soluciones mixtas

Existen centros donde se combinan las clases en aulas ordinarias con todos los alumnos juntos, con unas horas de asistencia a clases especiales donde los chicos con necesidades más específicas reciben atención especial por personal especializado, en grupos reducidos de 6 ó 7 alumnos. Esta modalidad es una buena opción para aquellos alumnos a los que les resulta insuficiente el refuerzo en el aula ordinaria, precisando de atenciones más específicas o personalizadas para cubrir sus necesidades con calidad y garantizar los objetivos curriculares previstos.

Los objetivos prioritarios en este tipo de alumnos

Es evidente que los chicos con alguna discapacidad intelectual precisan de adecuaciones, modificaciones y ampliaciones del curriculum escolar y que, en ciertos casos, pueden llegar a ser bastante significativos. Por lo tanto, la inclusión en el aula ordinaria de este tipo de alumnos implica un alto grado de flexibilidad, entendiendo que el concepto de «competencias básicas» a asumir son variables de un alumno a otro, y lo mismo ocurre con los objetivos educativos a alcanzar. Los contenidos y objetivos prioritarios de los alumnos con algún tipo de retraso mental pueden diferir del resto, aunque por supuesto existen también elementos coincidentes, y deberían concentrarse, en la escolarización obligatoria, en las siguientes líneas de actuación:

  • Adquisición de hábitos de autonomía personal y social.
  • Potenciar las posibilidades comunicativas.
  • Favorecer la adquisición y aprendizaje de habilidades, destrezas y valores que garanticen el desarrollo personal.
  • Facilitar la adquisición, en primer lugar, de las habilidades académicas genaralizadas (lectura, escritura, cálculo) y luego de las funcionales.
  • Proporcionar orientación de cara a su futura vida adulta y laboral.

 retraso mental leve

Por último, subrayaremos que la limitación de los recursos no hace posible tomar las características personales como único criterio de escolarización, puesto que hay que valorar también cuáles son los centros disponibles en el entorno, a ser posible más cercano, de cada alumno.

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia