Selecciona tu país

El autismo está considerado un trastorno de espectro en el que se ubican personas con niveles de inteligencia y dificultades de desarrollo cognitivo o de aprendizaje muy diferentes. En uno de los extremos estarían los niños con una inteligencia normal e incluso superior a la media, con un potencial de desenvolvimiento social y laboral bastante bueno, como el caso del trastorno conocido como síndrome de Asperger. En el extremo opuesto se encontrarían aquellos que tienen discapacidades mayores. Los niños con autismo pueden situarse en cualquier punto de este espectro, en diversas posiciones intermedias, pero todos presentan en común síntomas como falta de habilidades sociales y problemas de comunicación.

iStock_000006261763_Large-1024x682

A nivel educativo, los alumnos con TEA pueden recibir una educación inclusiva en aulas ordinarias o en centros mixtos, donde se combinan horas de clases ordinarias con otras en grupos reducidos en aulas especiales con maestros y profesionales especializados. En casos puntuales puede ser conveniente realizar la totalidad de la educación en un centro especial.

 

Enfoque educativos en niños con TEA

Además de la educación ordinaria, la mayoría de los niños autistas necesitan de una combinación de tratamientos adicionales para poder progresar adecuadamente: terapia educacional, terapia del lenguaje/habla, desarrollo de habilidades motoras y de socialización. Una educación estructurada, intensiva y temprana, con la implicación directa de sus padres puede ayudar a estos niños a superar o mejorar sus déficits comunicativos y de habilidades sociales, mejorar el habla y el lenguaje no verbal y aprender a jugar interactivamente. Estos son algunos de los enfoques educativos más utilizados en la actualidad:

  1. Análisis conductual aplicado (ACA). Se basa en aprender principios básicos y potenciar habilidades que tengan que ver con la atención, la imitación, el lenguaje expresivo y receptivo, así como la autoayuda. La principal ventaja de este método es que prepara y ayuda los niños a desenvolverse eficazmente en las escuela ordinaria.
  2. Programa de Tratamiento y Educación de Niños con Autismo y Discapacidades de Comunicación Relacionadas (Treatment and Education of Autistic and Related Communication-Handicapped Children, TEACCH). Se trata un método muy bien estructurado de aprendizaje en una variedad de entornos, incluidos el hogar del niño y la escuela. Es un programa muy completo de servicios que modifica el ambiente físico para acomodarlo a las deficiencias y necesidades de cada niño. El TEACCH genera expectativas claras al utilizar materiales visuales, cronogramas y sistemas de trabajo diarios. Otro aspecto destacable es que enfatiza el lenguaje, la imitación y las habilidades cognitivas y sociales.
  3. Método Floortime. Basado en el trabajo del psiquiatra Stanley Greenspan, la idea de este método es que el terapeuta se introduzca en el mundo del niño y juegue con él según sus condiciones, expandiendo gradualmente el juego para incluir nuevos conceptos. Los objetivos de este método son la comunicación bidireccional, el pensamiento lógico, la atención e intimidad, y la expresión y el uso de sentimientos e ideas.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia