¿Por qué estudiar fisioterapia neurológica? Esta es la pregunta que se hacen muchas personas cuyos estudios se encuentran en alguna de estas disciplinas (fisioterapia o neurología) o bien en otras relacionadas.

Un programa de posgrado en fisioterapia neurológica puede ser la respuesta a tus necesidades académicas y profesionales. Sigue leyendo para descubrir el porqué.

Por qué estudiar fisioterapia neurológica: razón #1

Veamos la primera razón, y quizá la más importante, que responde a la pregunta de por qué estudiar fisioterapia neurológica es una buena inversión.

En general, una profesión tiene tanta proyección de futuro como necesaria sea para la sociedad. Si la sociedad demanda educación, harán falta profesores; si demanda gestión, serán necesarios economistas... Del mismo modo, si la sociedad demanda soluciones a determinados problemas y enfermedades del sistema nervioso, harán falta fisioterapeutas neurológicos. Dado que esto es una realidad actual, se convierte también en el motivo principal que responde a la pregunta de por qué estudiar fisioterapia neurológica.

Descarga nuestra guía gratuita: Tecnología y salud. Las 10 tendencias que definirán el futuro del sector sanitario

Efectivamente, nos encontramos en un mundo en el que determinados condicionantes de la vida suponen un gran incremento de pacientes con daños neurológicos. Algunos de dichos condicionantes son:

  1. El estrés. Sin duda, uno de los principales problemas actuales no solo en el ámbito de la psicología, sino también en el de la neurología, pues el estrés provoca daños físicos en el sistema nervioso.
  2. El sedentarismo. Mantenerse jornadas completas trabajando sentado no es en absoluto beneficioso para la salud y puede desencadenar determinados problemas neurológicos.
  3. El incremento de la edad de vida de la población. A mayor edad, mayores probabilidades de desarrollar afecciones y enfermedades en el sistema nervioso.
  4. La proliferación de enfermedades neuronales. Hablamos de casos como la esclerosis múltiple, el Alzheimer o el Parkinson.

Es por ello que se vuelve tan necesario contar con profesionales que puedan hacer frente a dichos problemas, afecciones y enfermedades. Es decir, conforme esos condicionantes van aumentando, cada vez van haciendo más falta fisioterapeutas neurológicos.

Esta es la primera razón de por qué estudiar fisioterapia neurológica. Pero hay más, sigue leyendo para descubrirlos.

Por qué estudiar fisioterapia neurológica: razón #2

Si decides estudiar fisioterapia neurológica, te encontrarás con distintas salidas profesionales a las que podrás optar en función de cuáles sean tus preferencias y objetivos.

Entre las más destacables señalamos la siguientes:

  1. Fisioterapeuta neurológico en instituciones donde existan pacientes con daños neurológicos. En la actualidad, existen multitud de instituciones que cuentan con pacientes que sufren determinados problemas neurológicos, como pueden ser el daño cerebral adquirido o enfermedades nerviosas hereditarias, por citar algunos ejemplos. Entre dichas instituciones encontramos centros de salud, hospitales o centros de tratamientos especializados. ¿Por qué estudiar fisioterapia neurológica? Sencillamente para poder trabajar en una de dichas instituciones, si es tu objetivo profesional. Si no lo es, no te preocupes porque tendrás más salidas profesionales.
  2. Fisioterapeuta neurológico en residencias de mayores. Como comentábamos antes, uno de los condicionantes principales de los daños neurológicos es la edad. Dado que la población envejece y la esperanza de vida es cada vez mayor gracias a los avances en medicina, es necesario proporcionar la mejor calidad de vida posible a las personas que se encuentran en la tercera edad. Es por ello que la profesión de fisioterapeuta neurológico es cada vez más demandada en esta área.
  3. Fisioterapeuta neurológico independiente. Por supuesto, también existe la posibilidad de que emprendas y crees tu propio negocio como profesional especializado en la fisioterapia neurológica. Tendrás tus propias instalaciones, tu propia cartera de clientes, establecerás tus propios precios y, en definitiva, serás el dueño de tu futuro.
  4. Docente e investigador en fisioterapia neurológica. Además de todo lo anterior, también puedes trabajar transmitiendo tus conocimientos a otras personas en la universidad e investigando sobre está área con el objetivo de realizar nuevos descubrimientos que contribuyan a hacerla avanzar.

No te detengas. Aún existen más razones que explican por qué estudiar fisioterapia neurológica es una opción que te ofrecerá grandes oportunidades profesionales.

Por qué estudiar fisioterapia neurológica: razón #3

Además de las salidas profesionales per se, a la hora de elegir una formación también debes saber cuáles son las disciplinas en las que podrás trabajar dentro del área. La fisioterapia neurológica es un área de gran envergadura y, dentro de ella, puedes encontrar distintas disciplinas en las que podrás desempeñar tu profesión, dentro de cualquiera de las salidas profesionales enumeradas en el apartado anterior o en cualquier otra.

Dentro de dichas disciplinas, destacamos las siguientes:

  1. Prevención. Un profesional de la salud puede anticiparse a una enfermedad si la conoce en profundidad. En el caso del fisioterapeuta neurológico, dado que conoce en profundidad el sistema nervioso, podrá tener en cuenta distintos signos y síntomas para diagnosticar a un paciente de forma preventiva y evitar que la enfermedad nerviosa progrese o incluso que llegue a desarrollarse.
  2. Tratamiento. Cuando la enfermedad ya ha empezado a crecer en el paciente, solo queda tratarla para que desaparezca lo antes posible. Esa, por supuesto, también es labor del fisioterapeuta neurológico.
  3. Rehabilitación y tratamiento de secuelas. En ciertas ocasiones, una enfermedad nerviosa, tras desaparecer o curarse, deja determinadas secuelas. El fisioterapeuta neurológico se encarga también de tratarlas y rehabilitar al paciente para que recupere el máximo posible de su salud.
  4. Promoción de la salud y de la calidad de vida. Además de trabajar con personas enfermas y con dolencias, el fisioterapeuta neurológico también puede difundir sus conocimientos y concienciar a la sociedad de la importancia de la salud y de la calidad de vida a través de conferencias, seminarios, formaciones o, incluso, otras vías más modernas como los canales de Youtube.

Ahora que ya conoces las razones que responden a por qué es tan recomendable estudiar fisioterapia neurológica, ¿elegirás esta área para cursar tu formación de posgrado? En ese caso, te invitamos a visitar la Maestria en Fisioterapia Neurológica de la Universidad Internacional de Valencia.

 

Ebook GRATIS: Tecnologia y Salud

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia