Selecciona tu país

  • Las TICs contribuyen a disminuir los problemas de conducta en el alumnado más disruptivo de la ESO hasta un 78%
  • La metodología de aula empleada por el profesorado puede afectar de manera significativa a la conducta del alumnado dentro del aula
  • La ansiedad hacia la resolución de problemas de matemáticas es mayor con la metodología de aula tradicional que con la Webquest debido a la descontextualización propia de las clases tradicionales

Una investigación desarrollada dentro del Trabajo Fin de Máster del Máster Universitario en Prevención e Intervención Psicológica en Problemas de Conducta en la Escuela, ofrecido por la Universidad Internacional Valenciana, revela cómo la metodología TIC contribuye a disminuir los problemas de conducta en el alumnado más disruptivo de la ESO y, sobre todo, contribuye mediante la motivación y el interés de manera muy satisfactoria al aprendizaje, principalmente, en una de las materias con mayores tasas de fracaso escolar en España como son las matemáticas.

En dicho estudio -realizado por Orreaga Villanueva Martínez y dirigido por la Dra. Mª Pilar Tormo Irún- se analiza la influencia de las TIC sobre diversos factores que afectan directamente al aprendizaje, como son los problemas de conducta, la motivación y la ansiedad del alumnado. Para ello se ha empleado la WebQuest, una herramienta de trabajo que permite el propio diseño de las actividades a realizar, con enlaces directos a información rigurosa y veraz, mediante la cual el profesorado no transmite el conocimiento de una forma cerrada, sino que es el alumnado quien construye ese conocimiento a través de la reflexión y el trabajo cooperativo.
Un total de 60 alumnos/as de 1º, 2º y 3º de ESO de un instituto de Navarra recibieron clases de matemáticas (Geometría) siguiendo de forma alterna la metodología tradicional y la metodología basada en las TICs (www.matematika.unlugar.com), comparándose su comportamiento en clase –a través del Cuestionario sobre Problemas de Convivencia Escolar (CPCE) (Peralta, 2004)-, su nivel de motivación –a través del Cuestionario para la evaluación del Efecto Motivacional de la Acción del Profesor (CEMAP) (Alonso Tapia y Fernández, 2008), sus metas académicas –a través del Cuestionario para la Evaluación de Metas Académicas en Secundaria (CEMA-II) (Núñez, González-Pienda, González-Pumariega, García y Roces, 1997)- y su nivel de ansiedad hacia las matemáticas –a través del Cuestionario de Ansiedad hacia las matemáticas (Muñoz y Mato, 2007).
Los resultados más relevantes de este estudio muestran que, con la metodología basada en TICs (WebQuest), los problemas de conducta disminuyen en los tres grupos estudiados, en relación a la metodología tradicional. Las conductas problemáticas que más disminuyen con el uso de la WebQuest son las disruptivas y las de desinterés académico, con un 99% de fiabilidad, debido a la naturaleza de las actividades y a la implicación del alumnado propia de este tipo de metodologías, incompatible con la disrupción. A su vez, en los chicos, el descenso en la frecuencia de conductas disruptivas es especialmente notable, con una reducción del 68'7%, quizás debido a que partían de los niveles más altos de disrupción, en relación a las chicas.
Asimismo, cabe resaltar que el gran avance de esta investigación son los resultados obtenidos en el subgrupo de alumnos/as más disruptivo, donde la WebQuest hizo que los problemas de conducta disminuyeran un 78% y donde, al retomar la metodología de aula tradicional, los problemas de conducta aumentaron un 71%. Esto constituye una vía para hacer frente a esta problemática tan común hoy en día en nuestras aulas. Las conductas disruptivas son aquellas conductas del alumno que alteran la disciplina o convivencia escolar imposibilitando o entorpeciendo el proceso de enseñanza-aprendizaje.
A su vez, con la WebQuest aumenta significativamente (en un 6'4%) el interés académico del alumnado que partía de mayores niveles de desinterés, y se reduce significativamente la ansiedad hacia las matemáticas procedente de dos vías: la que era debida a la temporalidad, que se redujo en un 8%, y la que era debida a la resolución de problemas de matemáticas, que se redujo en un 7%.
En resumen, estos datos ponen de manifiesto que la innovación pedagógica a través de las TIC contribuye de manera muy satisfactoria al aprendizaje, principalmente en una de las materias con mayores tasas de fracaso escolar en España: las matemáticas.