Selecciona tu país

Dominar los sistemas tic se ha transformado en uno de los aspectos que más puertas está abriendo a estudiantes de todo tipo interesados en labrarse un camino profesional de calidad. Es por ello que de forma progresiva se está viendo cómo los estudiantes introducen en sus planes de estudio grados con los que tienen la oportunidad de convertirse en maestros TIC de gran habilidad y conocimiento. Al fin y al cabo, se trata de un recurso que se está solicitando cada vez más en el entorno empresarial y con el cual nacen multitud de oportunidades profesionales. Desde la Universidad Internacional de Valencia, por ejemplo, hay acceso a un grado de Ingeniería Informática con el cual se pueden obtener importantes perspectivas profesionales y abarcar nuevas salidas de gran interés para buscar trabajo.

 

Profesionales bien formados

Lo que buscan las empresas, sin excepción, son profesionales que estén listos para afrontar la implementación de soluciones informáticas de una manera absoluta que no deje margen al error. Por eso es importante que los estudiantes dispongan de una formación sin fisuras que se ocupe de instruirles hasta en el último detalle sobre lo que necesitan para destacar en la ingeniería de sistemas. Un profesional bien formado tendrá suficiente capacidad para resolver cualquier tipo de incidencia que pueda ocurrir en la empresa en relación a aplicaciones, sistemas u otros aspectos relacionados con las comunicaciones o las tecnologías de la información. Es por ello que la formación siempre debe ser sólida, hacer especial hincapié en la importancia de reforzar los conocimientos científicos y las técnicas, para que llegado el día sea posible postularse con éxito para importantes puestos de trabajo.

 

Las mejores salidas profesionales

Uno de los principales aspectos positivos de participar en un grado en ingeniería informática se encuentra en la posibilidad posterior de acceder a un amplio abanico de puestos de trabajo. Comenzando por los puestos más obvios y relacionados con la informática y expandiéndose las posibilidades mucho más allá para introducirse otros puestos que también pueden resultar beneficiosos para el estudiante que se prepara para dar sus primeros pasos en el sector laboral. Un buen ejemplo de ello se puede apreciar en la disponibilidad de puestos de dirección, con los que estos graduados pueden acceder a estupendas propuestas profesionales. Se incluyen ofertas como directores de proyectos, directores de divisiones informáticas o jefes de proyectos, sobre todo siendo conscientes que en la actualidad el grado en ingeniería es uno de los títulos más solicitados para puestos de alto calibre.

Los profesionales también salen listos de este grado para convertirse en ingenieros de sistemas y redes, ingenieros de seguridad o ingenieros de calidad dependiendo de cuál sea el apartado del sector informático en el que mejor se desenvuelvan o que les produzca unas vibraciones más positivas. Para aquellas personas que es preferible un puesto relacionado con la enseñanza no son raras las salidas profesionales vinculadas a la docencia en universidad y en ciclos formativos de distintos niveles, como grados medios y ESO.

Las posibilidades no son infinitas, pero el concepto se acerca a ello. Los expertos en análisis pueden trabajar como ingenieros de aplicaciones, jefes de análisis, ingenieros funcionales, y también hay otros puestos relacionados del estilo de ingenieros de bases de datos, ingenieros de diseño o ingenieros de explotación. En el sector de la construcción el graduado puede encontrar trabajo como ingeniero de desarrollo, como jefe de construcción o como ingeniero ocupado de la gestión de todo lo referente a configuración. También se habilitan puestos englobados en el marketing y las ventas, como el ingeniero comercial, y en aspectos legales, donde entrarían tanto el auditor como el perito y el consultor. El surtido de opciones es tal que el graduado no tiene porqué temer por su futuro profesional, sino solo pensar con firmeza cuál es el tipo de trabajo que le gustaría desarrollar.

Se puede comprobar, por lo tanto, la gran importancia de disponer de una buena formación para tener la oportunidad de acceder a una selección de puestos de trabajo amplia y satisfactoria. La realidad es que el graduado se encuentra ante sí con una selección tan amplia de oportunidades que deberá tomarse muy en serio el valorar cada opción, dado que podrán abrirse ante él diversos caminos profesionales. Será decisión suya definir sobre qué tipo de trabajo avanzar aprovechando sus conocimientos en cuanto a ingeniería.

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia