Selecciona tu país

La aplicación de la inteligencia artificial en la medicina puede parecernos algo futurista, pero lo cierto es que ya lleva un tiempo entre nosotros. Es más, la llegada de la pandemia de Covid-19 ha acelerado el desarrollo de nuevas tecnologías que permiten una mejor atención a los pacientes y una mayor eficacia del personal sanitario.

De la ciencia ficción a la realidad

Desde hace décadas el cine y las series de ciencia ficción nos vienen mostrando un futuro en el que se podrá saber qué enfermedad o lesión tiene una persona con tan solo escanear su cuerpo. Incluso se podrá aplicar directamente el tratamiento sin necesidad de que intervenga ningún ser humano.

A día de hoy esto todavía sigue siendo ficción, pero ahora estamos un paso más cerca de una medicina mucho más avanzada. Capaz de dar una respuesta rápida a todo tipo de patologías y eliminando el margen de error que siempre existe cuando en un proceso intervienen seres humanos.

Descarga nuestra guía gratuita: IOT. La revolución invisible de la competitividad

La inteligencia artificial es capaz de razonar y aprender, con una velocidad y una capacidad de almacenamiento de información que sería imposible para cualquier humano. Gracias a ella los diagnósticos clínicos empiezan a ser mucho más rápidos, y lo serán todavía más en el futuro.

La tecnología no va a sustituir al personal sanitario, pero le es de gran ayuda en su trabajo a la hora de detectar patologías y planificar tratamientos. Todo esto con un único fin: conseguir una recuperación lo más óptima posible del paciente.

Ejemplos de inteligencia artificial en la medicina

Imagen fetal avanzada

Las ecografías de fetos han avanzado de forma increíble en 20 años. Si hace poco más de dos décadas para alguien no experto era prácticamente imposible ver algo claro en la imagen, a día de hoy las ecografías en 4D y 5D permiten distinguir incluso los rasgos del bebé.

La tecnología sigue avanzando y el objetivo ahora es poder desarrollar herramientas que permitan captar una imagen fetal avanzada para poder detectar lo antes posible la presencia de malformaciones en el feto, y hacerlo además de la forma menos invasiva tanto para el bebé como para la madre.

Detección del cáncer de piel

El cáncer de piel es uno de los más comunes, pero si se detecta a tiempo no suele revestir gravedad. Por suerte, ya existen softwares especializados que, a partir de una imagen de un lunar o una mancha, pueden comparar la foto con cientos de imágenes similares de su base de datos  y ofrecer un diagnóstico fiable sobre si se trata o no de un melanoma.

Cuidadores robóticos

Ya se están probando pequeños robots para el cuidado de ancianos. Se encargan de supervisar que toman sus medicinas y aprenden sus rutinas, los que les permite dar la voz de alarma si algo va mal.

Esta tecnología brinda mucha más autonomía a las personas mayores y les permite estar en su casa, reduciendo su dependencia de cuidadores.

La inteligencia artificial en la medicina está siendo una gran revolución de la que todos nos vamos a beneficiar.  Si quieres formar parte de esa revolución, ahora es buen momento para convertirte en un profesional de este sector con nuestro Máster Universitario en Inteligencia Artificial

Si quieres saber más sobre inteligencia artificial y estás pensando en formarte en un ámbito en auge y con muchas salidas profesionales, visita nuestro artículo Qué es y dónde se estudia ingeniería artificial para ser un profesional completo en el sector de la ciencia y tecnología.

Ebook GRATIS: IOT

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia