Selecciona tu país

Por encargo del Ministerio de Educación el filósofo y catedrático de Instituto José Antonio Marina ha elaborado el borrador del Libro Blanco con veinte propuestas de cambio sobre el profesorado, los centros educativos y otros aspectos del sistema educativo, como inicio de un debate nacional y que facilite un pacto social y político para la educación.

Este borrador incluye estudios técnicos, sobre todo internacionales, buscando mejoras educativas que hayan funcionado en otros países. Señala que “el momento histórico actual español necesita una escuela con competencias más complejas y cambiantes, hecho que exige convertir la docencia no universitaria en una profesión de alto nivel científico, técnico y ético”

Se plantea actualizar y transformar profundamente las reglas de los procedimientos que guían las actuaciones educativas a los centros. Así por ejemplo replantearse la excelencia de la profesión docente o la formación del profesorado. Insta a la creació de un “Consejo Pedagógico del Estado” encargado de estudiar los cambios curriculares y didácticos, las nuevas posibilidades que ofrecen las TIC, la aplicación a la escuela de los avances neurocientíficos entre otros aspectos, del mismo modo que debe asesorar a las administraciones educativas, los centros de formación del profesorado y a los docentes, sobre los procedimientos, currículums, técnicas pedagógicas, gestión del cambio, también debe orientar los procesos de transformación en los centros que deseen mejorar sus proyectos educativos y como institución de garantía social, informar a la sociedad de los temas educativos más importantes.

En relación a la propuesta que para acceder a la profesión de maestro sea necesaria una larga preparación de hasta siete años (cuatro del grado, uno de máster y dos de prácticas tipo MIR) que incluya un examen equivalente a MIR de los médicos significaría un gran cambio cualitativo respecto de la situación actual.

Uno de sus aspectos más polémicos es la sugerencia que en la evaluación periódica del profesorado se introduzcan, incentivos que animen a la excelencia, es decir, que al menos una parte de las retribuciones se basen en los méritos demostrados en el día a día en el aula. Incide en sustentar la evaluación del profesorado en base a un porfolio del maestro donde aparezca su formación, proyectos y trayectoria, será de vital importancia el progreso educativo de sus alumnos, y como método de investigación la observación de la tarea docente en al aula y para concluir la evaluación de los resultados de todo el centro.

Desde la figura del director el libro blanco pretende fortalecer la figura del director, el cual asumiría más responsabilidades, definiendo y diseñando las características de las plazas ofertadas para asegurarse así la aceptación de las señas de identidad de los centros por los profesores y profesionales educativos que se incorporen cada año.

Una propuesta que trata de crear escuelas inclusivas dirigidas a impulsar el talento de cada alumno, escuelas 3.0, las cuales son ecosistemas abiertos que actúan sobre su entorno. Los docentes siguen siendo los protagonistas de la educación y tienen que conseguir el apoyo del centro educativo, la cooperación de las familias, la interacción de otras instancias del sistema educativo y otras entidades como servicios sociales, ONG, ayuntamientos y servicios de salud, etc.

Libro Blanco de la función docente no universitaria www.mecd.gob.es/.../libro-blanco-funcion-docente-no-universitaria.html ilustracion-libro-blanco

vídeo relacionado

http://www.atlas-news.com/agencia-internet/sociedad/Libro-Blanco-Educac…

Carmen Viejo Díaz Colaborador Docente del Grado en Educación Primaria