Selecciona tu país

Este tipo de documento es fundamental para llamar la atención de quién nos pueda contratar en su empresa. Deberá contener lo más destacado de nosotros y aquello que despierte más admiración. En este sentido, si hablamos muchos idiomas, convendrá que los remarquemos especialmente en un escrito de este tipo.

La carta de recomendación siempre irá asociada al Curriculum Vitae (CV), por lo tanto será una manera de destacar aspectos que a simple vista el contratador no ve en este y de generar interés hacia nuestra candidatura. Todo el mundo envía CV, pero no todo el mundo envía cartas de presentación. Por lo tanto, es una manera de destacar entre la multitud.

El primer párrafo de la carta tiene como principal misión poner en contexto al responsable de contratación de la empresa donde queramos ir a trabajar. Le remitiremos a la oferta de empleo que vimos y que creemos que puede estar demandando un perfil como el nuestro.

El segundo párrafo tiene que reflejar nuestro interés por trabajar en la empresa demandante de empleo ocupando la posición vacante. En este espacio será dónde haremos referencia a nuestra experiencia específica en el área de trabajo necesitada de un profesional como nosotros.

El tercer y último párrafo será el de la despedida y cierre, dónde agradeceremos la atención prestada y mostraremos nuestra predisposición para asistir a una entrevista presencial para ampliar la información contenida en el CV y en la carta de presentación.

 

 

Algunos trucos para captar más la atención

Al margen de lo que hemos explicado anteriormente, toda carta de presentación que quiera llamar la atención del contratador deberá tener un tono optimista y positivo. Deberemos dejar constancia en las palabras que utilicemos que somos personas con esperanza en el futuro. No obstante, evitaremos un tono demasiado efusivo y coloquial.

Ligado con lo anterior, tendremos que evitar dar lástima. No seremos contratados por compasión sino porque nosotros somos la mejor persona que puede ayudar a la empresa a mejorar sus resultados. Esto es un signo de debilidad y, precisamente, esto es lo que no debemos mostrar en una entrevista.

Par lograr esto, tendremos que poner todos nuestros puntos fuertes sobre la mesa describiendo con detalle nuestras aptitudes, habilidades y logros que destaquen nuestra candidatura por encima del resto. Sin embargo, deberemos evitar la pedantería.

“La Carta de Presentación” de Florence Le Bras

Se trata de una de las obras escritas que mejor resumen todo lo que se tiene que saber para poder redactar una carta de presentación que capte la atención de los responsables de recursos humanos de aquella empresa dónde queremos acabar trabajando.

El libro de Le Bras, autor de otros best-sellers como “Le Guide Du Savoir Vivre”, se presenta y se anuncia cómo la guía definitiva para todo aquél que se enfrente a la difícil tarea de escribir una carta de presentación y no sepa por dónde empezar. Además, descubriremos otros temas como la necesidad de tener un dossier de candidatura perfectamente elaborado.

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia