Selecciona tu país

El fracaso escolar es un tema extraordinariamente complejo, tanto es así que una mínima aproximación al problema implica recopilar información y reflexionar sobre un sinfín de aspectos que, en un esfuerzo de síntesis y clasificación, se pueden dividir en cuatro grupos principales: definición, causas, consecuencias y soluciones.

Esta es una recopilación de 4 artículos que aportan diferentes visiones sobre cada una de estas cuatro áreas:

Definición de fracaso escolar

¿Qué es el fracaso escolar? (drromeu.net)

«No existe el fracaso escolar del niño». Esta es la contundente frase con la que comienza este artículo donde se asegura que no es el niño el que crea, difunde ni provoca el fracaso escolar, solo sufre sus consecuencias. Siguiendo esta línea argumental, el autor, que firma como Dr. Romeu, incide en que no existe el niño con fracaso escolar y que éste tiene lugar en el momento en que algo falla en algún punto del sistema educativo. Se habla de incompetencia y desaciertos en la planificación y organización de los sistemas y las políticas educativas, una inmensa cadena donde alumnos y profesores constituyen los eslabones más débiles.

Causas del fracaso escolar

Las verdaderas causas del fracaso escolar (solohijos.com)

Se apunta a una inmadurez neurológica de ciertas funciones cerebrales como principal causa del fracaso escolar en un porcentaje elevado de alumnos. Esto origina problemas en las funciones musculares complejas como: los movimientos oculo-motores, el desplazamiento, la manualidad o la función ventilatoria asociada al lenguaje.

En este post se defiende la teoría de que, en la mayoría de casos, los niños con problemas de aprendizaje presentan unas disfunciones mínimas debido a que el sistema nervioso central no se ha desarrollado plenamente, pero que al no corregirse a tiempo derivan muchas veces en fracaso escolar.

 

Consecuencias del fracaso escolar

Consecuencias del fracaso escolar (proyectopv.org)

El post es una llamada de atención a un consecuencia no demasiado reflexionada sobre el problema, pero que puede acabar en un auténtico drama: la erosión de las relaciones de los padres con sus hijos. El niño o adolescente que fracasa en la escuela puede ser objeto de rechazo y hostilidad por sus propios padres, y en ocasiones también de sobreprotección. Ambas reacciones acarrean negativas consecuencias, una forma inapropiada de asumir el problema que puede llegar a resultar nefasta para el futuro de los chicos, sus familias y, en cierta manera, de la sociedad en general.

En ocasiones, el fracaso escolar puede conducir a la marginación, la exclusión social y, en casos extremos, acabar en delincuencia. Al llegar a la adolescencia, el chico que no es capaz de seguir el ritmo de la escuela puede tener una degradación tan grande de su propia imagen que le lleve a un deterioro o ruptura de la comunicación con sus padres y sus hermanos. Cuando se rompe la identificación con los que deberían ser sus referentes (padres y maestros), las consecuencias pueden ser imprevisibles.

Soluciones al fracaso escolar

Cinco soluciones contra el fracaso escolar (periodistadigital.com)

Siguiendo indicaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en este artículo se apunta a un conjunto de soluciones heterogéneas para reducir las altas cifras de fracaso escolar en nuestro país: aumento de recursos, atención más personalizada, modificaciones estructurales del sistema educativo para aumentar los cursos de primaria, cambios en los criterios de elección de centro y puesta en marcha de rutas alternativas de escolarización en la ESO.

fracaso escolar

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia