Selecciona tu país

En el mundo, más de 1.000 millones de personas viven con alguna clase de discapacidad. De ellas, casi 93 millones son niños. Desgraciadamente, en pleno siglo XXI muchas de estas personas se encuentra marginadas no por un problema de incapacidad, ya que con esfuerzo y tesón y ciertas adaptaciones en su día a día la mayoría de ellos acaban superado sus problemas, sino por los prejuicios sociales en relación a las diversas modalidades de discapacidad. Otro problema adicional es la falta de flexibilidad de las instituciones y los políticos para atender con eficacia sus necesidades especiales.

La educación inclusiva es la mejor arma contra la marginación

Por desgracia, los chicos y chicas con alguna discapacidad disponen de menos oportunidades que el resto para acceder una educación de calidad, problema que se acrecienta en los países más pobres. Para evitar esta injusticia, la UNESCO apoya diversos tratados y convenios internacionales relativos a los derechos humanos que proclaman, específicamente, el derecho a la educación de todas las personas. Algunos de los tratados más destacados son:

  • El artículo 26 de la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948).
  • La Convención relativa a la Lucha contra las Discriminaciones en la Esfera de la Enseñanza (1960),
  • La Convención sobre los Derechos del Niño (1989).
  • El Artículo 24 de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (2006).

Mediante un enfoque basado en los derechos humanos, la UNESCO promueve políticas, programas y métodos que favorezcan la educación integradora en el aula ordinaria, pues está demostrado que es el único sistema capaz de garantizar la igualdad de oportunidades educativas a las personas con discapacidad.

Ámbitos de actuación de la UNESCO en relación a la educación inclusiva

Entre sus numerosos ámbitos de actuación, figuran los siguientes:

  • Promoción de prácticas idóneas e intercambios de conocimientos mediante diversos dispositivos, tales como el banco de datos.
  • La educación integradora en acción, creado con la colaboración de la Agencia Europea para el Desarrollo de las Necesidades Educativas Especiales, y la red de Internet Construir Sociedades Integradoras para las Personas con Discapacidad.
  • Creación de alianzas institucionales, mediante el Equipo Especial de Educación de la Alianza Mundial por los Niños con Discapacidad, que coordinan conjuntamente el UNICEF y la UNESCO. Este programa trata de orientar a los Estados Miembros en lo relativo a la aplicación del Artículo 24 de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.
  • Fortalecimiento de la capacidad de los países mediante la elaboración de directrices e instrumentos que les ayuden a construir un contexto integrador de aprendizaje.
  • Programas de capacitación de docentes y promoción del uso de las TIC en la enseñanza de las personas con discapacidad
  • Promoción del derecho a la educación, mediante la celebración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se conmemora el 3 de diciembre, y la entrega bienal del Premio UNESCO/Emir Jaber Al-Ahmad Al-Jaber Al-Sabah de Investigación y Formación en el Ámbito de las Necesidades Educativas Especiales de los Discapacitados Mentales

 

educacion inclusiva unesco

Con sus premios, la UNESCO trata de recompensar a personas, agrupaciones o centros que, de una forma u otra, contribuyen a promover una educación integradora de calidad para personas con algún tipo de discapacidad.

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia