Selecciona tu país

En Cataluña, entidades sociales, familias y sindicatos e incluso un informe del Síndic de Greuges denuncian un trasvase de niños con Necesidades Educativas Especiales (NEE) del aula ordinaria a centros de educación especial. Los denunciantes se apoyan en los siguientes datos estadísticos. El curso pasado, por primera vez desde el año 2000, el número de alumnos con algún tipo de trastorno del aprendizaje escolarizados en aulas ordinarias bajó de 19.872 a 18.545. Por el contrario, los niños que asisten a centros de educación especial aumentaron en 176, puesto que los 6.568 del curso anterior ascendieron a 6.744.

 

educación especial

En los centros ordinarios, los alumnos con NEE, concepto que incluye a discapacitados mentales, sensoriales o con algún trastorno de aprendizaje estudian en el aula convencional contando con el refuerzo de un educador. En función de su grado de discapacidad, en algunas horas del día pasan a las denominadas Unidades de Apoyo a la Educación Especial (USEE, en sus siglas en catalán) donde docentes y técnicos especializados trabajan junto en grupos reducidos en su aprendizaje.

Otro dato importante es que la presencia de alumnos con NEE en los colegios ordinarios desciende significativamente en la educación secudaria

Sindicatos, entidades y familias achacan el trasvase a los recortes en materia de educación llevados a cabo por la Generalitat de Catalunya dentro de las medidas de urgencia llevadas a cabo por las crisis económica. Las organizaciones sindicales denuncian que las USEE  están desbordadas y los profesores se ven obligados a aumentar las horas lectivas, por lo que acaban más saturados con el peligro de ofrecer un servicio de peor calidad.

María Cabello, que tiene un hijo con trastorno de espectro autista, de nueve años de edad, en una escuela pública de Cubelles, se queja de que anteriormente en infantil había 5 alumnos en la USEE  y que «ahora son 11 y no han aumentado el personal. Los educadores no pueden estar en todos lados”.

Los beneficios de la educación inclusiva

Los expertos coinciden en recomendar la escolarización de los niños con NEE en escuelas ordinarias, con las adaptaciones curriculares y el apoyo docente, de material y de infraestructuras que sea necesario. Las principales ventajas de este sistema son:

  • Los niños con NEE consiguen avanzar mucho más en su aprendizaje, al sentirse más motivados e integrados.
  • Se evita estigmatizarlos y que tanto la sociedad como ellos mismos se sientan diferentes.
  • El resto de alumnos se educan en valores positivos como: el respeto a la diferencia, la necesidad de la integración de las personas con algún tipo de discapacidad o problema y la solidaridad.

Según Noemí Santiveri, presidente de la plataforma Educación Inclusiva y que es de la opinión de que efectivamente se está produciendo un trasvase, «la sociedad actual es diversa y tratas con normalidad lo que conoce mejor. Si nunca has visto un parapléjico, te lo quedarás mirando y esto es malo para ti, por tu ignorancia, pero también para él, porque se siente observado”.

No obstante, la Generalitat niega este punto y lo interpreta como una “fluctuación” en el número de alumnos. Además, el ejecutivo defiende que la cantidad de USEE ha aumentado a 359, cuando hace dos años únicamente había 332.