Selecciona tu país

La metodología Montessori propone, entre otras muchas cosas, un enorme abanico de materiales específicamente diseñados para los aprendizajes. Algunos de estos materiales son juguetes didácticos clasificados por edades y agrupados en diversas áreas y son válidos para acompañar procesos basados en la experimentación y la manipulación directa.

María Montessori, la eminente pedagoga que da nombre a las escuelas que siguen su método y filosofía, elaboró un material didáctico específico que constituye el eje fundamental para el desarrollo e implantación de su metodología de enseñanza.

No se trata de  simples pasatiempos ni sencillas fuente de información. Es más que eso, se trata de material didáctico para enseñar. Están ideados específicamente para captar la curiosidad del niño  y aprovechar su innato deseo de aprender y sus grandes capacidades cognitivas.

 

juguetes Montessori

Estos materiales didácticos pueden ser utilizados individualmente o en grupos para participar, entre otras cosas, en la narración de cuentos, conversaciones, discusiones, esfuerzos de trabajo cooperativo, canto, juegos al aire libre y actividades lúdicas. De esta forma, se asegura la comunicación, el intercambio de ideas, el aprendizaje de la cultura y los valores éticos.

Los aprendizajes surgidos de la curiosidad e investigación, y desarrollados a través de la manipulación, son significativos y profundos, de manera que el método Montessori incluye materiales para: el Desarrollo Sensorial, el Lenguaje, las Matemáticas, la Botánica o la Geografía, sin olvidar el ámbito al que Marie Motessori denominaba Vida Práctica.

Algunos juguetes Montessori

Existe una amplia variedad de juguetes pedagógicos diseñados para llevar a la práctica los métodos pedagógicos de la escuela Montessori. Algunos de los más eficaces y conocidos son los que citamos a continuación:

Alfabeto Móvil

Después de aprender el sonido de las letras, el alfabeto móvil se utiliza para comenzar a escribir palabras. Incluye una  caja con tapa y varias letras de cada, diferenciándose por colores las vocales de las consonantes. Cada letra tiene un compartimento con la letra pintada, de esta forma los niños pueden volver a colocar cada una de las letras en su sitio por sí mismos.

Cilindros sonoros

Los cilindros sonoros Montessori  acompañan el interés por la discriminación auditiva. Cada caja contiene 6 cilindros con diferentes materiales en el interior y  cada uno reproduce un sonido diferente al agitarlo, yendo desde sonidos muy suaves a más altos.

Cubo del binomio

El cubo del binomio representa de forma concreta la fórmula algebráica (a+b)3. Los factores de la ecuación están representados por los cubos y los prismas.

Este material está presente en el área sensorial porque los pequeños pueden montar el cubo guiándose por los colores. Se presenta en una caja con tapa, donde dos laterales de la caja pueden abrirse para extraer fácilmente el contenido y observarlo montado en el interior.

Tablero perforado Montessori

La tabla perforada de Montessori es una herramienta excelente para acompañar ejercicios de operatoria de suma, resta, multiplicación, división y de raíces cuadradas.

En este caso, el código de color corresponde al modelo Montessori, en el que verde son unidades (o millares), el azul decenas y el rojo centenas. El tablero va acompañado de las perlas para colocar en la tabla perforada. Consta de 225 perforaciones dispuestas en una tabla cuadrada de 15 x 15 filas. Las perlas se guardan en 3 cajas incluidas con el tablero.

En general, todos los materiales didácticos poseen un grado más o menos elaborado de los cuatro valores básico de la metodología Montessori: funcional, experimental, de estructuración y de relación. Otra característica es que casi todo el equipo es autocorrectivo, de manera que ninguna tarea puede completarse incorrectamente sin que el niño se dé cuenta de ello por sí mismo. Una tarea realizada incorrectamente encontrará espacios vacíos o piezas que le sobren.