Selecciona tu país

Las escuelas Montessori deben su nombre a Marie Montessori (1870-1952), famosa pedagoga italiana que renovó la enseñanza desarrollando un particular método, el cual tuvo una primera aplicación en la escuelas primarias de Italia, y más tarde se extendieron a prácticamente a todo el mundo.

escuelas Montessori en España

Puede decirse que muchos de los conceptos importantes de los métodos actuales de enseñanza están basados en las teorías de Marie Montessori, como por ejemplo:

  • El currículo integrado. Este debe abarcar tanto los conocimientos y destrezas de los alumnos, como las actitudes y valores que deberían desarrollar.
  • La programación individualizada es el elemento central e imprescindible para la atención a la diversidad de los alumnos.
  • Los métodos activos. Marie Montessori estaba convencida de que un gran error de la educación era considerar al niño  «como un ser receptivo y no activo». Por este motivo los colegios Montessori intentan corregir esta actitud, tratando de potenciar en la escuela la imaginación del niño y el desarrollo de sus propias capacidades para que pueda trabajar e imaginar constructivamente.
  • La principal prioridad es el desarrollo de las capacidades y habilidades del niño.
  • La relación con los padres y educadores debe ser muy intensa para lograr el correcto desarrollo emocional de los alumnos.
  • La autonomía. Otro aspecto importante es el desarrollo de la autonomía del niño, quien debe ser el artífice de su propia educación.

Los colegios Montessori en España

A lo largo de su vida, Maríe Montessori abrió colegios en muchos países, entre ellos Italia, España, India y Holanda, etc. En todos estos lugares pudo comprobar cómo los niños eran capaces de asimilar con gran facilidad los diferentes códigos lingüísticos que allí se hablaban. La pedagoga constató también que esta asimilación era más propicia si se comienza el estudio de una segunda lengua en el periodo sensitivo del lenguaje.

En 1915, Marie Montessori impartió varios cursos en “ l’Escola d’estiu” que tuvieron un gran impacto en la comunidad educativa del momento, lo cual fructificó en la creación de la Societat Montessori de Barcelona, afiliada a la Sociedad Montessori Internacional. Esta institución catalana organizó, en Barcelona, el XVIII Curso Internacional Montessori en 1928.

Las ideas de Marie Montessori conectaron con el movimiento de renovación pedagógica que se desarrollaba con bastante fuerza en Cataluña. Además,  la pedagoga italiana residió en Barcelona durante varias etapas de su vida y guardó un grato recuerdo de su estancia, como se refleja, por ejemplo, en su libro El Niño. El secreto de la infancia, escrito precisamente en la Ciudad Condal.

De cualquier modo, hasta mediados a los años cincuenta no se empezaron a realizar cursos reglados sobre el método Montessori en Madrid y en Barcelona, que es lo que permitirá que, posteriormente, sobre los años sesenta, se creen los primeros Colegios Montessori en diversas ciudades como Zaragoza.

Actualmente existen en España casi 50 centros de la red Montessori repartidos por las principales ciudades. Pero quizás la prueba más importante de la importancia y el calado del método Montessori en nuestros país es que muchas escuelas públicas, que no están escritos a la red, han empezado a introducir materiales Montessori en las aulas ordinaria y a formar a su profesorado en este método.