Selecciona tu país

A todos nos gusta comer, y mucho más cuando lo que tenemos delante es un plato delicioso que nos encanta. Aunque pueda parecer que comemos por placer, lo cierto es que lo hacemos por necesidad, ya que la verdadera función de la nutrición en humanos es aportar a nuestro cuerpo toda la energía que necesitamos para afrontar el día a día 

Pero, ¿qué ocurre exactamente cuándo comemos? ¿Cómo consigue nuestro cuerpo que una fruta, un dulce, un trozo de carne o cualquier alimento se convierta en nutrientes? Vamos a verlo con más detenimiento.

El proceso de la función de nutrición en humanos

Imagina que estás en un restaurante y te ponen un apetitoso plato con una tarta de chocolate y nata, coges el tenedor y metes en tu boca un trozo de tarta. En ese momento comienza la digestión, proceso que culminará con la transformación de esa tarta en diferentes nutrientes que tu cuerpo podrá aprovechar. 

El tenedor con el trocito de tarta entra en tu boca, entonces se comienza a mezclar con la saliva que sale por las glándulas salivales y que forma el bolo alimenticio.

El bolo alimenticio se traga, atraviesa la faringe, el esófago y entra en el estómago. En él se producen los denominados jugos gástricos que tienen la misión de romper los trozos de tarta para hacerlos cada vez más pequeños. Del estómago el alimento va hasta el intestino delgado.

Descarga nuestra guía gratuita: 6 tendencias en nutrición que marcarán los próximos años

En el intestino delgado, el hígado y el páncreas vierten los llamados jugos digestivos que hacen que se separen los nutrientes para el cuerpo humano. Los nutrientes que se han separado de los alimentos se absorben por el intestino delgado para pasar a la circulación.

Lo que el organismo no necesita entra en el intestino grueso. En él el agua que contienen esos restos pasa a la sangre. Luego los restos forman las heces y se expulsan del cuerpo por el ano.  Y así finaliza el recorrido de ese trozo de tarta: lo que a nuestro cuerpo le interesa se lo queda y lo que no lo expulsa. 

Los términos más utilizados en relación a la función de nutrición del ser humano

Para entender bien de qué trata la nutrición y qué factores intervienen en la misma es importante tener claros algunos conceptos básicos:

  • Alimentos. Son las sustancias que comemos y bebemos y de las que se obtienen los nutrientes. Por ejemplo, la fruta, la verdura o la carne.
  • Nutrientes. Son las moléculas que contienen los alimentos y que necesitan las células de nuestro cuerpo. Algunos ejemplos de nutrientes son glucosa, ácidos grasos o aminoácidos.
  • Alimentación. Es la acción de tomar alimentos, es decir, de comer y beber.
  • Nutrición. Es el proceso por el cual el organismo absorbe a través de las células lo que necesita para vivir.
  • Dieta. Es el conjunto de alimentos que tomamos normalmente, teniendo en cuenta el volumen y las veces que comemos.  

Los aparatos que realizan la función de nutrición

En la función de nutrición intervienen varias partes del cuerpo humano que son los siguientes:

  • El aparato digestivo. Es el encargado de transformar los alimentos en sustancias que sean asimiladas por las células para proporcionar energía al cuerpo humano.
  • El aparato circulatorio. Tiene la función de transportar los nutrientes de los alimentos a las células de nuestro cuerpo. Además de los nutrientes, transporta oxígeno y hormonas.
  • El aparato respiratorio. Su función es la de intercambiar oxígeno por dióxido de carbono para eliminar este último del organismo. Además, de esta forma, proporciona oxígeno a las células.
  • El aparato excretor. Como vimos anteriormente, una vez procesados los alimentos por el cuerpo para extraer los nutrientes, los restos forman heces que son eliminadas por el aparato excretor.

¿Por qué es tan importante el proceso de nutrición?

Ya hemos visto cómo funciona el proceso de digestión, algunos conceptos básicos y las diferentes partes del cuerpo que intervienen en la nutrición, así que es hora de ver por qué es un proceso tan importante.

El cuerpo humano es una “máquina” de diseño perfecto en la que los diferentes órganos asumen funciones que nos permiten desarrollar nuestro día a día con plena normalidad. Pero para que todo funcione bien hacen falta los nutrientes. 

Como hemos dicho antes, los nutrientes son moléculas que le aportan a nuestras células los elementos que ellas necesitan para poder trabajar. De este modo, una buena nutrición nos ayuda a prevenir enfermedades e incluso puede ayudar a curar ciertas patologías.

Pero debemos tener en cuenta que para estar bien nutridos no basta con comer, sino que hay que comer de forma equilibrada, siguiendo una dieta basada en productos naturales y ricos en nutrientes como el pescado, la fruta, las verduras, las legumbres y la carne. Estos nos aportan proteínas, vitaminas, hidratos de carbono y otros nutrientes esenciales.

No por comer más vamos a obtener más nutrientes. Nuestro cuerpo solo necesita una determinada cantidad de los mismos, y aquello que no necesita simplemente lo desecha o lo acumula en forma de grasa. De ahí que cuando comemos demasiado o nos alimentamos a base de productos no sanos como los ultraprocesados no estemos contribuyendo en realidad a nutrir nuestro cuerpo, porque lo que le estamos dando son cosas que no necesita.

Si una buena nutrición es siempre importante, hay etapas de la vida en las que todavía lo es más. Ocurre durante la infancia y la adolescencia, cuando el cuerpo está en pleno crecimiento y consume mucha más energía. Pero también durante el embarazo, en la menopausia y una vez en la tercera edad.

La mejor manera de mantener una buena alimentación a lo largo de toda la vida es enseñar a los niños buenos hábitos alimenticios que puedan mantener en el tiempo. Si somos conscientes de la importancia que tiene la función de la nutrición en humanos y de cómo puede influir en que nuestra salud sea mejor o peor, tendremos el mejor aliciente posible para cuidar nuestra alimentación y elegir productos ricos pero que sean lo más sanos posible para nuestro organismo.

Si te interesan estos temas, encontrarás realmente útil nuestro Máster en Ciencias Avanzadas de la Nutrición Humana

 

Ebook GRATIS: Nutricion

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia