Selecciona tu país

Tendemos a confundir la demencia y el Alzheimer, pero son diferentes. La demencia supone un conjunto de síntomas entre los que se encuentra el Alzheimer, pero hay otras enfermedades que afectan al flujo sanguíneo del cerebro y provocan demencia vascular que tiene diversas fases de las que te vamos a hablar en este post.

La demencia vascular se debe a una lesión cerebral isquémica o hemorrágica que altera el rendimiento cognitivo de una persona, así como su capacidad de trabajar o de relacionarse con otras personas, su memoria, su capacidad de movimiento y otros muchos aspectos.

Descarga nuestra guía gratuita: Tecnología y salud. Las 10 tendencias que definirán el futuro del sector sanitario

 

Síntomas de la demencia vascular

De cara a los cuidadores de los enfermos con demencia vascular es importante conocer los síntomas de forma que el cuidado se adapte mejor a las necesidades del enfermo. Por otro lado, debemos tener en cuenta que los síntomas dependerán de la parte del cerebro que se vea afectada. Los síntomas de la demencia vascular suelen ser suaves durante bastante tiempo y luego empeoran como consecuencia del avance de la enfermedad o de la aparición de complicaciones como un derrame cerebral.

A continuación, exponemos algunos de los síntomas más frecuentes:

  • Efectos sobre las funciones ejecutivas.Las funciones ejecutivas son aquellas que intervienen cuando tenemos que planificar y organizar algo. Se utilizan cuando realizamos una tarea que tiene varias fases, por ejemplo, cuando cocinamos. Los enfermos con demencia vascular comienzan a sentir efectos sobre las funciones ejecutivas en las primeras fases de la enfermedad.
  • Efectos sobre la memoria. Los enfermos padecen una progresiva pérdida de memoria a corto plazo y son incapaces de recordar que han comido, con quién han estado, dónde se encuentran o los nombres de las personas más cercanas.
  • Comportamiento errático o sensación de estar perdidos. A pesar de estar en un entorno familiar el enfermo se siente perdido y no identifica el lugar donde se encuentra ni a las personas que tiene a su alrededor.
  • Falta de control de las emociones. La demencia vascular produce una falta de control de las emociones y el enfermo ríe o llora en momentos inapropiados.
  • Alucinaciones o delirios. Los enfermos confunden en algunos momentos la realidad con la imaginación y pueden tener alucinaciones o delirios.  

 

Demencia vascular: fases

Existen diversas clasificaciones relativas a las fases de la demencia. Se puede distinguir un proceso simple dividido en tres fases: temprana, media y avanzada, o procesos más complejos como los descritos en la Escala Global del Deterioro para la Evaluación de la Demencia Primaria Degenerativa (GDS) (Escala de Reisberg) que distingue 7 fases en función del agravamiento de los síntomas. En la Escala Reisberg se distinguen las siguientes fases:

  • Fase 1: no existe ningún declive cognitivo.
  • Fase 2: se produce un declive cognitivo muy leve.
  • Fase 3: declive cognitivo leve.
  • Fase 4: declive cognitivo moderado.
  • Fase 5: declive cognitivo moderadamente severo.
  • Fase 6: declive cognitivo severo.
  • Fase 7: declive cognitivo muy severo.

Aunque en cada fase se manifiestan síntomas diferentes de los enfermos con demencia vascular, es preciso tener en cuenta de que cada persona es distinta y puede tener una evolución con otros matices.  

Ebook GRATIS: Tecnologia y Salud

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia