Selecciona tu país

No cabe duda que la telefonía móvil ha sido una de las grandes revoluciones del sector tecnológico en los últimos tiempos. Al igual que otros tipos de dispositivos, los móviles también han ido modificándose para ofrecer mejores servicios. Así nació el sistema GPRS (Servicio General de Paquetes vía radio, del inglés “General Packet Radio Service”), que se ha convertido en un elemento clave de la industria. Seguro que en más de una ocasión has oído hablar de él, puesto que es uno de los más utilizados en este sector y el cual se debe conocer para trabajar dentro del entorno de la telefonía móvil. Lo que quizá no sepáis es el origen de esta tecnología y la forma en la que llegó a convertirse en un elemento crucial del sector.

El GPRS es un sistema de comunicación móvil que se creó en la década de los 80. Por entonces ya existía el GSM (Sistema Global para comunicaciones móviles) pero el GPRS llegó con fuerza y se convirtió en una extensión de este segundo, ofreciendo muchas más ventajas y actualizaciones de múltiples servicios, así como incorporando aplicaciones nuevas. Si el GSM era un sistema que se basaba en dar cobertura a las comunicaciones móviles por satélite sin tener que utilizar cables para ello, el GPRS funcionaba de igual modo, pero con la diferencia de que el sistema se orientaba a través de enlaces de radio. De la misma manera, cuando el sistema GSM transmitía la información por audio, el otro realizaba su papel a través de los datos. Fue popularmente bautizado como la generación 2.5 en relación a este tipo de comunicaciones.

 

Descarga nuestra guía gratuita: Lo que debes saber si quieres estudiar informática

 

¿Por qué el GPRS trajo tantos cambios?

Aunque el sistema GSM estaba muy asentado, lo cierto es que con la llegada del GPRS quedó algo obsoleto, puesto que este trajo consigo varios cambios y aportaciones innovadoras a las comunicaciones móviles. Una de las principales novedades que introdujo este sistema fue la utilización del protocolo WAP establecido para las aplicaciones inalámbricas. Con él los dispositivos móviles podían tener un gran número de aplicaciones dentro de la red, pudiendo disfrutar de Internet a través de nuestros terminales móviles. Y no solo eso, también accedíamos por ejemplo al correo electrónico y a otros muchos programas más que hasta entonces solo teníamos en el ordenador.

Se mejoraron los servicios de mensajería instantánea y se incluyeron otros nuevos como es el caso de los mensajes cortos, conocidos como SMS o los de tipo multimedia, MMS. Otro de los cambios que se introdujeron en la telefonía móvil gracias a la aparición del sistema GPRS fue el uso del protocolo IP. Hasta entonces este solo se encontraba en la red tradicional de los ordenadores, pero con la extensión del GSM cada dispositivo móvil gozaba ya de una identificación propia de IP, lo que permitía que estuviera integrado dentro de Internet. Una de las nuevas aplicaciones de este sistema que causó gran expectación fue la posibilidad de utilizar el propio dispositivo como un módem USB.

 

Importantes mejoras

La cuestión fue que aunque el GPRS tenía como base el sistema GSM, el primero resultaba ser menos costoso, ofrecía muchos más servicios al usuario y además tenía un mayor porcentaje de rendimiento. La segunda generación evolucionó rápidamente con este sistema a la 2.5. Finalmente, hay que destacar que una de las novedades más ventajosas que incluyó el GPRS fue el cambio de método de pago con respecto a las transferencias de datos. Antes era un proceso que se facturaba a través del tiempo de conexión, lo que limitaba bastante a los usuarios además de engordar la factura. Después el pago se asentó por megabytes consumidos, así todo aquel que tuviera un teléfono móvil podía tener la posibilidad de estar conectado a la red durante más tiempo, además de tener la posibilidad de interactuar con varias aplicaciones a la vez.

El GPRS fue un sistema de comunicación móvil revolucionario en el momento que salió al mercado y a pesar de que lleva muchos años ya en funcionamiento en la actualidad se sigue usando bastante en un gran número de dispositivos y aplicaciones. Si bien es cierto, eso sí, con los nuevos avances tecnológicos este sector sigue renovándose y es por ello que hoy en día otros sistemas como el 3G o el 4G se están asentando. Pero aún no han sido capaces de hacer que nos olvidemos de la importancia del sistema GPRS.

 

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia