Selecciona tu país

La clasificación de las fases alzhéimer tiene varias propuestas, con algunas que plantean la existencia de cinco fases, otras tres y una tercera que llega a identificar siete fases de la enfermedad. ¿Cómo se puede saber en qué fase del alzhéimer está un paciente? Si bien la familia y demás cuidadores se valen de la observación directa de los síntomas del enfermo, los profesionales utilizan pruebas estandarizas y validadas para la población en la que vive el paciente.  

Test más populares para identificar las fases alzhéimer

Las dos pruebas más usadas por la facilidad y rapidez de aplicación son:

  • Mini-examen cognoscitivo (MEC) de lobo et al, una adaptación a la población española del Mini-Mental State Examination (MMSE) de Folstein.
  • Escala de deterioro global (GDS) de Reisberg et al (1982).

Descarga nuestra guía gratuita: Tecnología y salud. Las 10 tendencias que definirán el futuro del sector sanitario

El MEC es una escala que evalúa el estado cognoscitivo y para ello se centra en 5 áreas fundamentales: orientación, concentración y cálculo, fijación, memoria y lenguaje. El tiempo de aplicación está entre 5 y 10 minutos. Existen dos versiones del MEC, una de 30 puntos y otra de 35, esta última es la más empleada en la actualidad. El punto de corte en adultos mayores de 65 años es 23/24 puntos. Una puntuación entre 20 y 24 puntos indica que la persona está en fase de deterioro cognitivo leve debido a la enfermedad de Alzheimer, entre 15 y 19 puntos sería deterioro cognitivo moderado y de 0-14 puntos el deterioro cognitivo es profundo. El GDS es una escala que permite valorar el estadio clínico del paciente en cualquiera de las siete fases alzhéimer que plantea. Estas son:

  • GDS 1. Ausencia de alteración cognitiva
  • GDS 2. Déficit cognitivo muy leve
  • GDS 3. Defecto cognitivo leve
  • GDS 4. Defecto cognitivo moderado
  • GDS 5. Defecto cognitivo moderadamente grave
  • GDS 6. Defecto cognitivo grave
  • GDS 7. Defecto cognitivo muy grave

Si bien a estas pruebas psicométricas se les reconocen las ventajas que hablamos anteriormente, rapidez y facilidad de aplicación, también se le critica su poca sensibilidad para detectar casos en que el deterioro cognitivo es muy leve, pero ya existen los primeros indicios de neurodegeneración. En el caso particular del GDS se considera que resulta muy subjetivo y que muchos síntomas descritos en fases de alzhéimer moderadas, en realidad pueden aparecer en los primeros estadios de la enfermedad.  

Otros test para evaluar el estado cognitivo

Las pruebas anteriores, que son test cognitivos breves y usados para el cribado de demencia en la atención primaria de salud, permiten determinar la fase del alzhéimer en que se encuentra el enfermo, pero para detectar el deterioro cognitivo en general hay, además, otros instrumentos que es importante tener presente, por ejemplo:

  • Versión española del Memory Impairment Screen (MIS), un test breve mediante el cual se facilitan 4 palabras al sujeto que está siendo evaluado, posteriormente deberá recordar de forma libre y también facilitada los 4 términos.
  • Short Portable Mental State Questionnaire (SPMSQ) de Pfeiffer: aplicación extremadamente sencilla, consiste en 10 preguntas con un valor total de 10 puntos, siendo cinco o más indicativo de deterioro cognitivo patológico.
  • Test del reloj: también muy popular, consiste en dibujar un reloj según las orientaciones dadas por el evaluador (test del dibujo del reloj a la orden) o copiar la figura del reloj (test del dibujo del reloj a la copia). El punto de corte es igual o menor de 6.

 

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia