Selecciona tu país

Los problemas de memoria forman parte del día a día de millones de personas en el mundo. En algún momento casi todos hemos emitido alguna queja al estilo “tengo la memoria cada vez peor” o “estoy que no me acuerdo de nada”. Si esas quejas las emite una persona mayor de 65 años o alguien con un parentesco de primer grado con una persona con demencia, entonces puede surgir el temor a que una enfermedad neurodegenerativa se esté desarrollando, en especial la enfermedad de Alzheimer.

Descarga nuestra guía gratuita: Tecnología y salud. Las 10 tendencias que definirán el futuro del sector sanitario

Sin embargo, la realidad es que existen muchas más posibilidades de que el origen de los problemas de memoria sea algo completamente distinto a una enfermedad neurodegenerativa. En este artículo comentamos 7 causas de alteraciones en este proceso que nada tienen que ver con el alzhéimer ni con la neurodegeneración en general. Al contrario, son alteraciones potencialmente reversibles que si son detectadas y tratadas a tiempo, el paciente experimentará una mejoría en sus síntomas cognitivos.  

Problemas de memoria: 5 causas que debes conocer

Estrés

Una causa frecuente de que nuestra memoria no funcione de forma óptima. El estrés es una de las epidemias del mundo contemporáneo que impacta directamente en nuestra salud cerebral. Las personas muy estresadas almacenan y recuperan la información con mayor dificultad que las que funcionan a un nivel más saludable.

Alteraciones de la atención, no de la memoria

Un porcentaje importante de los supuestos problemas de memoria en realidad son problemas de atención. O no se concentra sobre el estímulo que debemos memorizar o la dividimos en demasiadas situaciones. La multitarea, por mucho que intenten convencernos de lo contrario, no es una buena opción.

Trastornos del sueño

Después de una noche de insomnio hasta el más sano cognitivamente ve cómo su memoria comienza a fallar. Lo mismo sucede con los que padecen apnea del sueño. Dormir las horas suficientes con la calidad necesaria es esencial para la salud de nuestras neuronas.

Medicación

Hay medicamentos que afectan marcadamente la memoria. Es el caso de los antiepilépticos y los ansiolíticos, aunque hasta algunos fármacos empleados para tratar la hipertensión o la acidez estomacal parecen impactar negativamente en el funcionamiento cognitivo.

Trastornos mentales como la depresión

Existen alteraciones psiquiátricas que por su sintomatología llegan a afectar el buen desarrollo de la memoria, situación que se agrava con la medicación. Entre las más conocidas están la depresión (que en casos extremos puede provocar la llamada pseudodemencia) y la esquizofrenia. En estos casos, un buen control del trastorno conduce a mejorías en la memoria y el funcionamiento cognitivo en general.

Déficit de vitamina B12

La vitamina B12 es fundamental para nuestro funcionamiento cerebral, al punto de que un déficit extremo y sostenido de esta vitamina en el organismo puede llevar a la demencia. Controlar que está en niveles saludables es una buena idea, en especial después de los 50 años, cuando el organismo comienza a tener problemas para absorberla.

Hipotiroidismo

Ocurre cuando la glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea. Es otra causa de problemas de memoria y hasta de demencia que, si se aborda a tiempo, el tratamiento puede llegar a revertir los déficits cognitivos.  

Ebook GRATIS: Tecnologia y Salud

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia