Selecciona tu país

La implementación de estrategias de Smart farming optimiza los sistemas agrícolas e incrementa significativamente la producción agrícola, que según las predicciones de crecimiento poblacional para los próximos 25 años debe ser un 50% mayor y de mayor calidad.

Las alteraciones en las operaciones logísticas de la cadena de suministro de alimentos  ocasionada por la pandemia del Covid-19 a nivel mundial, ha obligado a los países a  automatizar  los sistemas alimentarios vigentes, implementando estrategias que incluyan  las más recientes tecnologías informáticas y de comunicación.

Descarga nuestra guía gratuita: Formación en tecnología. Conoce las disciplinas que seguirán demandando profesionales tras la cuarta revolución industrial

Las técnicas de Smart farming ofrecen potentes herramientas para hacer frente a los retos que presenta el sector agropecuario.

¿Qué es smart farming?

Smart farming son las palabras en inglés que traducen “agricultura inteligente”.

Podemos definir smart farming como el conjunto de tecnologías pertenecientes a la llamada Cuarta Generación Industrial, que incluye entre sus herramientas: Técnologías de la Información y Comunicación (TIC), técnicas analíticas de big data y la minería de datos, servicios en la nube, Internet de las Cosas (IoT) e Inteligencia Artificial (AI),  entre otras  estrategias aplicadas en el contexto de la agricultura y la ganadería, con el fin de optimizar la calidad de los productos del campo, preservar los recursos naturales y proteger de manera más eficaz el medio ambiente.

En general smart farming es la aplicación y aprovechamiento de todos los recursos que ofrecen estas nuevas tecnologías para mejorar la calidad de los productos agrícolas.

Las modernas aplicaciones digitales utilizadas en las operaciones agrícolas tienen como acciones básicas:

  • Aplicación de sensores, implementación de tecnologías basadas en internet de las cosas (IoT) e inteligencia artificial (AI).
  • Aplicación de técnicas analíticas de datos (Big data, minería de datos).
  • Utilización de sistemas automatizados (drones y robots).

La aplicación de toda esta variedad de recursos permite a los agricultores llevar a cabo labores de control, seguimiento, medición, evaluación en tiempo real de necesidades hídricas y aplicación selectiva de fertilizantes y otros productos.

Aplicaciones de Smart farming

Entre las principales herramientas que utiliza la agricultura inteligente podemos destacar:

  • Los servicios en la nube (Cloud computing)  proveen servicios de  almacenamiento para la gran cantidad de datos estructurados y no estructurados que se generan en las actividades agrícolas.
  • Drones y robots: dispositivos con alto grado de autonomía que pueden llevar a cabo en menor tiempo múltiples labores de gran utilidad en las actividades agrícolas, como el  monitoreo de cultivos, realización de tomas en tiempo real de los terrenos cultivados, e incluso realización autónoma y precisa de operaciones de riego de fertilizantes y agua.
  • Inteligencia artificial (AI), un aporte directo de AI, a la agricultura inteligente está representado en los llamados robots para la cosecha, los análisis de la tierra para fortalecer los cultivos y los drones analíticos.
  • Internet de las cosas (IoT).  Pone al servicio de la agricultura la gran calidad y precisión de sensores inteligentes que mejoran el monitoreo  en tiempo real de las actividades y la recolección de información valiosa que es procesada posteriormente con modernas técnicas analíticas y almacenadas en la nube.
  • Big data: Las técnicas analíticas del big data y la minería de datos permiten la conversión de una gran cantidad de información no estructurada en datos utilizables que a su vez optimizan y aumentan  la productividad y la calidad de los productos.
  • Blockchain: Integrar en las cadenas de suministro de alimentos el uso de este recurso informático asegura la calidad de los productos, pudiendo detectar contaminación de alimentos, y mediante el escaneo de códigos QR conocer el ciclo de vida  de los productos que se van a adquirir.  La implementación de Blockchain evita a su vez la falsificación de productos.

Campos de aplicación de las estrategias de Smart farming

Las principales áreas de actividad agrícola en las cuales se aplican las técnicas y herramientas de la agricultura inteligente son:

  • Logística vehicular agrícola: monitoreo de tractores y otros vehículos involucrados en las labores agrarias.
  • Gestión de riego y cultivo de áreas agrícolas.
  • Supervisión de ganado: el Internet de las cosas permite el trazado de geocercas, que aseguran que los animales se mantengan dentro de los límites trazados.
  • Gestión de cultivos interiores: invernaderos y pequeños cultivos.
  • Cultivo de peces: aplicación de la tecnología de smart farming en la acuicultura.
  • Supervisión de cultivos en bosques, montes y selvas y de la explotación de los recursos maderables en estas zonas (silvicultura).
  • Seguimiento del almacenamiento de agua y combustibles.

Ventajas de Smart farming

La aplicación de las técnicas de agricultura inteligente optimiza los procesos agrícolas y genera múltiples beneficios frente a los sistemas convencionales:

  • Incremento de la producción y de las tasas de producción.
  • Ahorro de agua: los sensores inteligentes y la tecnología artificial permiten realizar  predicciones climatológicas  y mediciones de humedad necesaria para uno u otro tipo de cultivo y de las cantidades adecuadas de fertilizantes a aplicar.
  • Incremento en la calidad y cantidad de los productos.
  • Reducción significativa de los costos: la automatización de los procesos de siembra, tratamiento y recolección en el caso de la agricultura reduce el consumo de recursos.
  • Detección temprana de plagas, que a su vez minimiza el riesgo de enfermedad en animales y plantas.
  • Minimización del impacto sobre el medio ambiente.

El avance tecnológico siempre ha estado presente en las actividades agrícolas. Las nuevas herramientas propias de la llamada cuarta revolución industrial, como la agricultura inteligente, han encontrado sus mejores vías de aplicación y expansión en un contexto  que representa una de las actividades económicas más importantes de todos los países del mundo. 

La implementación combinada de estrategias TIC, Internet de las cosas, inteligencia artificial, técnicas de análisis de datos, robotización y servicios en la nube, entre otras, ha optimizado las actividades agrícolas y mejorado la calidad de los productos del campo.

La amplia gama de disciplinas asociadas a las actividades agrícolas como la biotecnología agrícola, la química agrícola o la ingeniería agrícola, deben estar acordes a las exigencias de la era digital para integrar a los programas educativos los conocimientos, las técnicas y estrategias de la agricultura inteligente.

Si quieres saber más sobre dispositivos IoT y estás pensando en formarte en un ámbito en auge y con muchas salidas profesionales como es el IoT, visita nuestro artículo Máster en IoT: 6 habilidades para tu futuro en el que te descubrimos por qué estudiar IoT para ser un profesional completo en el sector de la tecnología.

Si te interesan estos temas, encontrarás realmente útil nuestra Maestría en Internet de las Cosas (IoT)

Ebook GRATIS: Psicología

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia