Selecciona tu país

Los lenguajes de programación son fundamentales en el organigrama actual de la tecnología, la cual sabemos que está en todas partes y que se ocupa de que puedan funcionar todo tipo de máquinas. Entre los principales sistemas utilizados el lenguaje de bajo nivel es uno de los que tiene una mayor relevancia, utilizándose en multitud de contextos. Como veremos a continuación, uno de sus rasgos principales se encuentra relacionado con la forma en la cual actúa de una manera directa en comunicación con el hardware. Es un lenguaje muy utilizado para sistemas operativos, control de todo tipo de máquinas o aplicaciones que usan sistemas en tiempo real.

Descarga nuestra guía gratuita: Formación en tecnología: Conoce las disciplinas que seguirán demandando profesionales tras la cuarta revolución industrial

 

¿Qué es el lenguaje de bajo nivel?

Como decimos, la ciencia informática se basa en diferentes lenguajes de programación para que todas las funciones se lleven a cabo de forma adecuada.

Son muchos los tipos de lenguaje con los que podemos trabajar, pero nosotros vamos a centrarnos en el de bajo nivel. Aunque la palabra “bajo” pueda sonarte a algo de menor calidad, en esta ocasión bajo no va a tener nada que ver con un aspecto negativo. Cuando hablamos de lenguaje de este tipo nos vamos a referir a aquel cuyas pautas de actuación están muy ligadas a las instrucciones del hardware y además suele depender de los ordenadores que utilizan dicho lenguaje.

Principalmente el aspecto que más va a incidir de la computadora es el físico. El lenguaje de bajo nivel apenas se separa del hardware al que acompaña, pero no por ello va a ser menos potente, simplemente lo utilizaremos para otro tipo de tareas.

En cualquier caso hay que tener en cuenta que este lenguaje funciona en mayor medida gracias a un proceso de instrucciones muy elaborado, por lo que es un tipo de lenguaje que revisa hasta el más mínimo detalle.  

Tipos de lenguaje de bajo nivel

Al hablar de lenguaje de bajo nivel no nos referimos a uno en concreto, de hecho este término engloba a tres tipos diferentes de lenguaje de bajo nivel, aunque todos ellos comparten características similares.

  • El primero que nos encontramos es el famoso Código Binario. Seguro que has oído hablar en más de una ocasión de él y es que es el lenguaje más básico que forma parte de todos los sistemas informáticos. Es muy habitual por ser bastante sencillo de utilizar. Tan solo se usan dos números para formar el código, el 1 que representa al “todo” y el 0 que por el contrario es el “nada”.
  • En un segundo escalón se encuentra el lenguaje máquina. También bastante utilizado puesto que, como su propio nombre indica, este va a ser el código por el que se va a comunicar instrucciones a la máquina. Es indispensable el uso de este lenguaje, ya que con él se envían de forma literal todas las tareas que hay que llevar a cabo.
  • Por último tenemos el lenguaje ensamblador, algo más complicado porque los códigos que utiliza no los descifra directamente el ordenador, por lo que habrá que pasarlo a lenguaje de máquina para que la computadora entienda la orden que estamos queriendo transmitirle. Es un tipo de lenguaje muy ligado al hardware y además necesita herramientas especiales para convertirlo a otro lenguaje.  

Características a valorar

El lenguaje de bajo nivel suele presentar bastantes ventajas, puesto que utiliza un código sencillo con instrucciones directas, de fácil conversión y es muy adaptable, además de que trabaja a gran velocidad.

En contraposición a estas características positivas podemos encontrarnos algunas pequeñas desventajas, como es el caso de que este lenguaje está demasiado ligado al hardware, lo que hace que sea complicado estructurar algunos programas. De igual modo, también se necesita una especial atención en el momento de usarlo para no cometer errores que puedan aumentar de forma sensible el trabajo y la revisión que se haga del código.

A día de hoy, con lo bueno y con lo malo, el lenguaje de bajo nivel se ha establecido como uno de los referentes para los profesionales de la industria tecnológica. Tiene una importancia extrema y es conveniente dominarlo en todas sus vertientes para poder desenvolvernos con eficacia bajo todo tipo de situaciones. Con él muchos grandes proyectos tecnológicos se llevan a cabo con muy buenos resultados y aporta importantes características que no tiene el lenguaje de alto nivel.  

Ebook GRATIS: Formación Tecnologia

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia