Selecciona tu país

En el sector de la informática hay varios tipos de lenguaje de programación, siendo importante entenderlos y aprender a trabajar con ellos para movernos con eficiencia en el sector de la tecnología. Los lenguajes más relevantes son principalmente dos: de alto nivel y de bajo nivel, aunque poco a poco también está teniendo relevancia la existencia del lenguaje de medio nivel. Para entender cuáles son los rasgos más característicos de cada tipo de lenguaje vamos a profundizar en las distintas generaciones históricas que se han creado alrededor de este elemento clave de la informática y del estudio de la misma.

Descarga nuestra guía gratuita: Formación en tecnología: Conoce las disciplinas que seguirán demandando profesionales tras la cuarta revolución industrial

 

Las primeras generaciones del lenguaje de programación

En la primera frontera de la existencia de los lenguajes de programación se trabajó con el lenguaje máquina. Es el más clásico y se fundamenta en que el lenguaje se comunica con la máquina con la intención de proporcionarle unas órdenes que necesitará para funcionar. De una manera concreta se basa en el uso de 1s y 0s para crear una secuencia de comunicación, lo que aumenta la velocidad a la hora de trabajar con él. Es un lenguaje de bajo nivel y por ello tiene algunos inconvenientes, como la dificultad que existe en su uso y aprovechamiento. Uno de los principales problemas que encuentran los profesionales que trabajan en lenguaje máquina se encuentra en la complejidad de los códigos fuente, donde dar con determinados valores es como intentar buscar una aguja en un pajar. La segunda generación de los tipos de lenguaje de programación se gesta en el momento en el cual se lleva a cabo el nacimiento de los lenguajes de tipo ensamblador. Su creación se produjo teniendo como referencia el lenguaje de máquina, utilizando no solo números, sino también letras en forma de abreviatura. Aunque también se trata de un lenguaje de bajo nivel su estreno significó más de lo que se pudiera imaginar. A raíz del lenguaje de ensamblador comenzaron a verse códigos más accesibles. Ya no eran tan complicados como los de lenguaje máquina, lo que podía facilitar el trabajo a quienes, eso sí, aprendieran este nuevo lenguaje. Por supuesto, desde el nacimiento del lenguaje de ensamblador se publicaron sistemas de traducción de lenguaje máquina a ensamblador.  

Nacen los lenguajes de alto nivel

Llegamos a un momento de inflexión claro: la tercera generación, el momento en el cual aparecen en el sector informático los lenguajes iniciales de la categoría de alto nivel. Sus nombres seguro que os suenan, dado que este grupo reúne sistemas como Cobol y Pascal. El origen de estos lenguajes se produjo mucho tiempo atrás en la forma de Plankalkül, cuyo desarrollo se vio interrumpido debido al desarrollo de la guerra. Posteriormente tomaría el relevo Fortran, que ha pasado a la historia por preparar el camino para quienes vendrían después. En esta generación se vieron importantes avances. De la mano de Algol se comenzaron a usar conceptos de programación que hasta ahora no habían sido probados, mientras que con Cobol se presentó el sistema de los registros. Tampoco se podría dejar de lado la relevancia de Lisp, que dio forma al cálculo lambda pasado a un lenguaje de programación, algo que no había ocurrido anteriormente. Tiempo después fue el turno de la cuarta generación, una serie de lenguajes menos dependientes del trabajo humano debido a que ya no requerían que los desarrolladores fueran grandes expertos. Aunque los profesionales reconocen en gran medida que el sector ha ido perdiendo el alma en cuanto a la aportación que hacían los desarrolladores, en la práctica es una realidad que este tipo de lenguajes benefician mucho al flujo tecnológico. En este grupo tiene mucho que decir Visual, que ha sido un sistema que ha permitido que miles de personas puedan hacer sus propias creaciones con lenguaje fácil de entender sin dominarlo con anterioridad. Llegados a un momento más actual los lenguajes de programación siguen progresando y evolucionando. El último paso, la generación del presente, es aquella que ya no solo facilita las cosas a los programadores, sino que les resuelve por sí solo los problemas gracias al uso de inteligencia artificial. El concepto y el entorno en general todavía están en desarrollo y hay mucho que avanzar, pero está dando una buena imagen de cómo serán en el futuro los lenguajes de programación que reinarán en el sector informático. Y aunque se están creando importantes avances en la automatización, el conocimiento de los expertos todavía va a ser necesario como punto de guía de los procesos.  

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia