Selecciona tu país

La creciente complejidad de las cadenas de suministro internacionales requiere que sus responsables utilicen una combinación de herramientas, técnicas y enfoques adecuados para enfrentarse a los desafíos diarios y a largo plazo. Estudiar supply chain management permite estar preparado para superar estos retos y obtener resultados satisfactorios para el negocio.

Descarga nuestra guía gratuita: Big Data, la explosión de los datos

Conocer cuáles son las principales presiones y demandas en la cadena de suministro es preciso para poder gestionarla de manera más eficaz. El aprendizaje continuo es la única forma de estar al día con los cambios, exigencias y novedades que ponen a prueba el talento de quien está al mando de supply chain.

Desafíos de costes e inventario en la cadena de suministro que requieren de estudiar supply chain management

Existen muchas razones que explican por qué estudiar logística, pero algunas de las principales tienen que ver con superar estos retos:

  • Gestionar y reducir los costes en la cadena de suministro. El aumento de los costes del combustible, los productos básicos y la mano de obra puede aumentar los cargos para las organizaciones a lo largo de la cadena de suministro. Esto, en última instancia, se transfiere al negocio final. Los gerentes de la cadena de suministro deben comprender y controlar los desafíos para poder encontrar las soluciones más adecuadas.
  • Ganar en visibilidad de costes a través de informes y controles presupuestarios precisos. Un buen control de costes se basa en la transparencia. Todas las organizaciones de la cadena de suministro deben informar sobre sus costes y gastos generales de una manera centralizada para permitir el seguimiento y la generación de informes precisos. Este tipo de reportes se pueden vincular a métricas financieras y proporcionar una visión temprana de cualquier clase de problemas financieros.
  • Llevar a cabo controles más robustos e integrados en contratos y acuerdos de nivel de servicio. Las cadenas de suministro funcionan mejor cuando todo está claramente definido. Quien han podido estudiar supply chain management tienen claro que es conveniente que todos los documentos del contrato, las declaraciones de trabajo y los acuerdos de nivel de servicio (SLA) mencionen específicamente los costes y sus controles. Es recomendable también crear un proceso de revisión de costes en el abastecimiento, la fabricación, la logística y otras operaciones, con la responsabilidad adecuada, tanto dentro de las organizaciones de terceros como en el equipo de la cadena de suministro.
  • Optimizar el inventario y las demandas de la cadena de suministro a través de múltiples canales. El número de formas en que las empresas y los particulares pueden adquirir bienes ha aumentado de forma espectacular. Los gerentes de la cadena de suministro necesitan supervisión en todas las rutas al mercado con una planificación precisa de la demanda. Ello ayudará a mantener los niveles de inventario adecuados para que los canales no se queden sin productos.

El rol del experto en gestión de la cadena de suministro

La gestión de la cadena de suministro es sinónimo de resolución de problemas. Los clientes quieren sus productos y los quieren ahora. Los precios de las materias primas fluctúan. El conflicto geopolítico fuerza cambios en la producción. La competencia busca una ventaja. Una pandemia sacude el mundo. Los hábitos de compra se transforman. El cambio climático pone la sostenibilidad en el foco.

Los responsables de la cadena de suministro deben adaptarse a las dinámicas cambiantes e inventar soluciones para mejorar sus negocios y hacer que sus productos sean más accesibles para los consumidores. No es fácil si no se ha tenido ocasión de estudiar supply chain management.

Hay que tener en cuenta que las cadenas de suministro son inherentemente globales y eso supone un desafío en sí mismo. Es difícil pensar en una cadena de suministro que esté completamente contenida dentro de las fronteras de un país. Es muy común, por ejemplo, tener cadenas de suministro en las que las materias primas procedentes de distintos países llegan a una fábrica en un tercero y se transforman en un producto final que luego se transporta, por ejemplo, a España, para su distribución minorista.

Cada transacción y relación global está influenciada por diferentes acuerdos comerciales, métodos de distribución física, preocupaciones de propiedad intelectual, diferencias de idioma y prácticas culturales, cada uno de los cuales agrega su propia dimensión de complejidad.

Eso requiere a los responsables de la cadena de suministro ser expertos en factores tan diversos como el riesgo geopolítico y la destreza cultural. No se trata de una clase de conocimiento que pueda generarse intuitivamente, hay que adquirirlo y, para eso, es necesario estudiar supply chain management.

Últimamente, se ha notado ya cómo el COVID-19 ha modificado la disciplina de la gestión de la cadena de suministro. Estos cambios afectarán a supply chain también en el futuro. Ha habido un resultado positivo de COVID-19, y este ha sido la elevación y el reconocimiento de la gestión de la cadena de suministro como la función empresarial crítica que garantiza que las empresas aún puedan ganar dinero y que se puedan satisfacer las necesidades de los consumidores.

Este nuevo reconocimiento está sucediendo desde los directores ejecutivos hasta el público en general. La economía global estaba implosionando a causa de una pandemia, sin embargo, los estantes de las tiendas permanecieron prácticamente tan abundantes como siempre, eso es bastante asombroso. La gestión de la cadena de suministro es la disciplina que hizo que eso sucediera.

Aparte de este cambio provocado por la pandemia, en el futuro veremos consolidarse otra tendencia que ya está aquí. Las empresas de bienes de consumo empaquetados se están adaptando a un entorno en el que los envases llamativos y la ubicación dominante en las estanterías de las tiendas ofrecen valor cero a los clientes en línea.

En el mundo minorista de ladrillo y mortero, el empaque de un producto tiene dos funciones: contener el producto de manera segura y promocionarlo entre los clientes. Estas funciones duales a menudo conducen a un empaque que se ve muy bien, pero que no está diseñado para un manejo y transporte óptimos de la cadena de suministro sin estar empaquetado adicionalmente en una caja de cartón. En línea, el empaque solo necesita actuar como empaque, por lo que es posible diseñar algo que contenga el producto Y esté optimizado para la cadena de suministro.

Al estudiar supply chain management, una de las lecciones que se aprenden es que la cadena de suministro de una empresa puede ser eficiente o receptiva:

  • Las cadenas de suministro eficientes producen y entregan grandes cantidades de productos de bajo margen con una demanda predecible (sopa de pollo con fideos o una lámpara básica, por ejemplo).
  • Las cadenas de suministro receptivas producen y entregan cantidades más pequeñas de productos de mayor margen donde la demanda es más variable y los clientes son más exigentes (artículos de lujo o repuestos personalizados).

Este espectro de respuesta eficiente impulsa todas las decisiones de ejecución y diseño de la cadena de suministro. Los clientes esperan cada vez más los tiempos de entrega rápidos y la amplia variedad de productos de las cadenas de suministro receptivas para todos los productos, por lo que en los próximos años los responsables de la cadena de suministro deberán encontrar formas de hacer que sus sistemas sean más receptivos.

Esto será difícil, ya que los altos márgenes en las cadenas de suministro tradicionalmente receptivas compensan los costes de la capacidad de respuesta. Encontrar la manera de pagar o eliminar esos costes en una supply chain de bajo margen se convertirá en el desafío del mañana.

¿Estás motivado para estudiar supply chain management? ¿Ya sabes dónde matricularte?

 

Ebook GRATIS: Big Data

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia