Selecciona tu país

La programación SQL permite interactuar con una base de datos. El lenguaje de consulta estructurado (SQL) es el lenguaje de base de datos más implementado y valioso para cualquier persona involucrada en la programación informática o que usa bases de datos para recopilar y organizar información.

 

¿Para qué sirve la programación SQL?

La programación SQL se puede usar para compartir y administrar datos, en particular la información organizada en tablas que se encuentra en los sistemas de administración de bases de datos relacionales.

Mediante el uso de SQL, se puede:

  • Consultar, actualizar y reorganizar datos.
  • Crear y modificar la estructura de un sistema de base de datos.
  • Controlar el acceso a sus datos.

Aunque pueda parecer algo similar al funcionamiento de una hoja de cálculo, el objetivo de SQL es diferente, ya que permite compilar y administrar datos en volúmenes mucho mayores. Mientras que las hojas de cálculo pueden volverse complicadas con demasiada información que llena demasiadas celdas, las bases de datos SQL permiten gestionar hasta miles de millones de celdas de datos.

Descarga nuestra guía gratuita: Big Data, la explosión de los datos

Alguien experto en programación SQL puede almacenar datos acerca de cada cliente con el que haya trabajado su empresa, desde características clave hasta detalles sobre ventas; recuperando, de manera instantánea, cualquier información que sea requerida sobre él.

 

¿Quién debería aprender SQL y con qué propósito?

El lenguaje de consulta estructurado y todo lo relacionado con la programación SQL son, a día de hoy, aspectos clave para las empresas. Por ello, en cualquier organización se pueden necesitar perfiles expertos como los siguientes:

  • Gerentes de producto: este tipo de profesionales siempre tienen que conocer toda la información accesible acerca del producto y su salud. Gracias a este lenguaje, pueden controlar lo que está sucediendo con él, tanto dentro, como fuera de la empresa.
  • Analistas de datos: en este caso, SQL es una necesidad para poder extraer todo el valor que encierra la información.
  • Científicos de datos: son los mayores expertos en datos que ha dado la industria y, en su currículum suele constatarse que también son especialistas en programación SQL.
  • Ingenieros de datos: lo mismo que los científicos de datos y analistas de datos, para este tipo de profesionales es una necesidad tener nociones de programación SQL. No hay que olvidar que son ellos quienes diseñan las bases de datos y las mantienen en funcionamiento.
  • Desarrolladores back - end: esta función es un poco similar a los ingenieros de datos en lo que respecta a la administración de bases de datos. Es difícil encontrar una aplicación back- end sin una base de datos y ahí es donde entra en juego la programación SQL.
  • Desarrolladores de aplicaciones móviles: los que se ocupan de aplicaciones móviles, especialmente para Android, están familiarizados con SQLite, una base de datos integrada que se utiliza en proyectos en los que se necesita almacenar los datos en un dispositivo, no en un servidor. Por supuesto, ese dispositivo está alimentado por SQL.
  • Especialistas en marketing: su trabajo está impulsado por los datos y, aunque en este caso no hace falta ser un experto en programación SQL, tener conocimientos de este lenguaje facilita el autoservicio de información, que conducirá a un mejor análisis del negocio.

 

SQL se utiliza en la industria de la salud, el retail, la educación o las telecomunicaciones. Incluso tiene aplicaciones en la industria de la defensa. Por eso, hoy día, sectores muy diferentes buscan profesionales con conocimientos en programación SQL, por ser considerados un activo para la organización en lo que respecta a las consultas.

 

Ebook GRATIS: Big Data

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia