Selecciona tu país

La sociedad cada vez es más consciente de la necesidad de luchar por un mundo de tolerancia cero ante la violencia de género. El 25 de noviembre de 2016 con motivo del Día Internacional contra la violencia machista se escucharon consignas que revelan el hastío de miles de personas ante ese tipo violencia. A gritos de “Viva la lucha feminista”, “si nos tocan a una, nos tocan a todas”, “No son muertas, son asesinadas”, “Ni una más”, “Nuevos modelos de masculinidad”…

Nadie duda que el foco más importante que va a potenciar en la sociedad grandes cambios es la prevención primaria en edades tempranas. El Primer Informe del Observatorio Estatal de Violencia contra la Mujer (2007) ya reconocía la necesidad de incrementar la investigación y la evaluación sobre la prevención de la violencia de género, con el fin de superar los estereotipos de género y el machismo, basado en un modelo patriarcal muy arraigado, centrado en el dominio y la sumisión de la mujer.

Los últimos datos de la Estadística de Violencia Doméstica y Violencia de Género del INE (2016) y en el informe Anual de la Fundación Anar (2016) nos alertan que en España, hay una tendencia en los últimos años, en el aumento de parejas jóvenes que sufren violencia de género y con algún tipo de medida judicial de protección. Los datos nos informan que las víctimas de la violencia machista menores de 18 años han aumentado un 10,6% en el 2015, incrementándose el número de hombres menores de edad denunciados por maltrato en un 12,2%.

Los datos nos informan que otro foco de trabajo sea la prevención secundaria. Actualmente, en España, existen cada vez más programas de prevención e intervención de la violencia de pareja en las relaciones de jóvenes y adolescentes. Algunos de los más importantes son: El Programa para la prevención de la violencia de género entre adolescentes. Una experiencia en el ámbito educativo en Huelva Hernando (2007), Programa Escolar de Prevención de la Violencia en las Relaciones de Noviazgo Muñoz-Rivas, González, Fernández, Sebastián, Peña y Perol (2010), Construyendo una relación de pareja saludable de Póo y Vizcarra (2011) y Contexto-A: Programa de intervención en violencia de género en jóvenes con medidas judiciales (2017).

Nadie duda de la necesidad de un trabajo holístico, y ni de que la mujer, como víctima, tenga los recursos necesarios para poder empoderarse y ser feliz. Actualmente existen muchos programas reconocidos por su gran trabajo en este campo, pero tal vez, sea necesario reflexionar que ahí no acaba el trabajo, los hombres que han maltratado a esas mujeres seguirán haciéndolo, a ellas o a otras mujeres, por tanto hay que intervenir sobre ellos para que no atribuyan sus actos a factores externos, como el sistema judicial o la mujer, sino que asuman su responsabilidad y eliminen las justificaciones y las racionalizaciones que utilizan para el mantenimiento de su conducta violenta.

A raíz de la aprobación de la Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género en España, los hombres condenados por violencia de género deben acudir a un “programa específico de reeducación y tratamiento psicológico”, como una de las condiciones para obtener la suspensión de la pena privativa de libertad. Esta circunstancia puso de manifiesto la necesidad de crear recursos que ayudaran al cumplimiento de la ley.

Otro foco de trabajo importe es la prevención terciaria o intervención. Tras la escasez de recursos, en la Comunidad Valenciana se diseñó el Programa Contexto  (Programa de Investigación, Formación, Intervención y Prevención de la violencia de género a través del trabajo con el agresor. Lila, García y Lorenzo, 2010), este programa nace con el propósito de trabajar para eliminar la violencia de género mediante la creación de un programa de atención psicosocial para hombres maltratadores. Se puso en marcha en enero de 2006, gracias a la coordinación entre la Dirección del Centro de Inserción Social de Picassent (Valencia), los Servicios Sociales Penitenciarios de Valencia y el equipo que conforma el grupo de investigación Vio-Strategy (Advanced research strategies in family and gender violence) del Departamento de Psicología Social de la Universitat de València. Se basa en el modelo ecológico, recomendado por la Organización Mundial de la Salud (Heise, 2011). El objetivo principal del programa es aumentar los factores de protección y reducir los factores de riesgo para evitar la conducta violenta contra las mujeres en las relaciones de pareja, teniendo en cuenta cuatro niveles de análisis: individual, interpersonal, situacional y macrosocial (Catalá-Miñana, Walker, Bowen y Lila, 2014).

El programa comienza con una fase de evaluación, con el objetivo de recopilar información, verificar el cumplimiento de los criterios de inclusión y aumentar la motivación para participar en el programa. Esta fase incluye la administración de una batería de pruebas estandarizadas y un Plan Motivacional Individualizado (PMI). Posteriormente, la fase de intervención consta de siete módulos distribuidos en 32 sesiones, que se realizan en 9 meses, con una sesión semanal de dos horas (10-12 participantes), llevadas por dos profesionales formadas/os expresamente en violencia de género y un/a supervisor/a que guía cada grupo. En último lugar, se realiza la fase de seguimiento. Esta etapa tiene una duración de 18 meses a partir de la finalización del programa, con seis sesiones de seguimiento cada tres meses. En el momento actual, los Servicios Sociales Penitenciarios han remitido al Programa en torno a 800 penados y el equipo se encuentra integrado por más de cuarenta personas, entre las cuales se incluye la dirección y el equipo de investigación.

Aunque los resultados son alentadores, es importante continuar profundizando en las variables que son clave en la violencia contra la mujer en las relaciones de pareja.

http://www.uv.es/contexto/

 

Raquel Conchell Diranzo

Colaborador Docente: Máster en Prevención e Intervención en Violencia de Género.