Selecciona tu país

Según un estudio publicado por la Academia Estadounidense de Psiquiatría del Niño y del Adolescente, los niños con trastorno de espectro autista (TEA) que interactúan de manera habitual con alguna APP específica en smartphones o tabletas, muestran mejoras en las expresiones de comunicación espontáneas, en relación a los que no las utilizan. En el estudio han participado un total de 61 niños con autismo.

Existe una gran oferta de APPs para tratar el autismo 

En la actualidad, son muchas (y en progresivo aumento) las APPs existentes en el mercado programadas específicamente para apoyar o complementar de una forma u otra el tratamiento de niños con autismo. Con el objeto de facilitar su localización y elección, la asociación Autism Speaks ofrece en su página web una sección de aplicaciones clasificadas en tres categorías:

  • Anécdota: Se trata de aplicaciones que no tienen una investigación científica o específica detrás.
  • Investigación: Las APPs tienen algún tipo de investigación, pero no hay un estudio científico que la soporte.
  • Evidencia: Está comprobado científicamente que las APPs de esta lista resultan de ayuda para el tratamiento del autismo.

También es posible aplicar filtros personalizados para facilitar la búsqueda de las aplicaciones más apropiadas para el tratamiento de cada niño en concreto.

Un elemento terapéutico más  

tablet autismoLas expertos recomiendan no crearse falsas expectativas con este tipo de herramientas basadas en la tecnología móvil, por lo que hay considerarlas simplemente como elementos de apoyo a utilizar junto a otras terapias y metodologías. Se han dado casos de niños con autismo que han logrado un mayor grado de independencia de sus padres gracias al móvil. Sin embargo, este logro es solamente un paso más en el largo proceso de tratamiento de autismo. Por otra parte, esta mejoría puede llegar a perderse si no se acompaña de un tratamiento continuado y completo.

Para el terapeuta español Jorge García Caballero las tabletas son positivas porque «permiten a los niños con autismo asociar mejor el mundo externo para su comprensión, y formular un mundo interno asociativo que les posibilita expresarse mucho más y mejor, en un continuo evolutivo desde visual hasta verbal». García Caballero añade que «en todo momento debe mantenerse el principio de extinción y encadenamiento hacia atrás, es decir, que la tableta debe ser retirada cuando los aprendizajes han sido consolidados».

Tanto el terapeuta español como otros expertos son tajantes al señalar que los dispositivos móviles no hacen milagros y que su uso debe ser supervisado por profesionales y ubicarse dentro de un programa integral de tratamiento. Además, los resultados varían mucho dependiendo del caso.

La colaboración de la familia y de la escuela es crucial en el tratamiento de la autismo, estando demostrado que se consiguen mejores resultados cuando el alumno o alumna con autismo sigue su etapa escolar en un aula ordinaria, junto a compañeros que no tienen este problema, siempre que reciba los apoyos especiales adecuados. No hay que olvidar que los chicos y chicos con TEA son alumnos con necesidades educativas especiales (NEE), al igual que ocurre con otros muchos alumnos con trastornos del desarrollo o del aprendizaje u otras dificultades o peculiaridades.

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia