Selecciona tu país

Cada vez existe más conciencia sobre la importancia de proteger los datos e informaciones que hay en los equipos tecnológicos que se usan en las empresas (ordenadores, móviles, tablets, etc.) Sin embargo, a veces se centra tanto la problemática en los ciberataques que se deja de lado la seguridad física informática.

Descarga nuestra guía gratuita: Los grandes desafíos de la ciberseguridad. Cuando protección y talento blindan el negocio

Si es importante proteger la información de los dispositivos, no lo es menos proteger los dispositivos en sí mismos. Estos pueden ser “víctima” de robos o manejos indebidos, o incluso estropearse por una sobrecarga de tensión o sufrir un accidente.

¿Qué es la seguridad física informática?

Este concepto hace referencia a todas aquellas medidas que se pueden adoptar para proteger físicamente los dispositivos electrónicos que almacenan información. Esto engloba desde los ordenadores de la empresa hasta las memorias flash o los discos duros extraíbles. 

Como estos aparatos están expuestos a diferentes riesgos, debemos adoptar diferentes medidas para protegerlos.

Mantener los equipos informáticos a buen recaudo

No basta con proteger los ordenadores con clave para que terceros no puedan acceder a la información, hay que ir un paso más allá. En la medida de lo posible es necesario que, a aquellos espacios en los que hay dispositivos que contengan información, no puedan acceder personas no autorizadas.

Una buena forma de conseguirlo es controlando la entrada a los espacios de trabajo a través de códigos de acceso, o usando el tradicional sistema de puertas con llave para los despachos.

Tratándose de móviles o memorias flash, este tipo de aparatos son fáciles de sustraer en un descuido, así que es importante concienciar a los empleados de la necesidad de adoptar medidas de seguridad física informática y no dejarlos a la vista. Un cajón cerrado con llave es la solución más práctica y sencilla.

En el caso de negocios abiertos al público, adoptar medidas físicas de protección de los dispositivos que almacenan información es algo más complicado y más importante. En este caso sí que hay que asegurarse especialmente de no dejar móviles u otros aparatos como discos duros a la vista de todos. Por lo que se refiere a los ordenadores, es importante que estén lo más inaccesibles posible.

Seguridad frente a posibles accidentes

Una empresa también puede llegar a tener problemas si sus equipos informáticos se destruyen o se averían por un accidente. Aunque siempre es conveniente tener una copia de seguridad para volver a restaurar el sistema lo antes posible, también es necesario establecer medidas de seguridad física informática para reducir el riesgo de accidentes.

Los dispositivos deben estar ubicados en lugares seguros. No se colocarán nunca en el suelo, y cuando estén sobre una mesa deben estar situados de tal forma que no puedan ser golpeados fácilmente.

Además, conviene asegurarse de que no hay ningún material inflamable o peligroso cerca de los aparatos, y no hay que instalar nunca los dispositivos cerca de zonas húmedas. Todo ello sin olvidar tomar medidas frente a posibles subidas de tensión eléctrica.

Tener en cuenta la seguridad física informática y adoptar medidas de prevención es una forma más de proteger los datos que son esenciales para el funcionamiento de la empresa. Dedicar algo de tiempo a diseñar un buen sistema de protección física de los dispositivos puede ahorrar muchos disgustos a cualquier compañía.

Si te interesan estos temas, encontrarás realmente útil nuestro Máster en Ciberseguridad.

Si quieres saber más sobre Ciberseguridad y estás pensando en formarte en un ámbito en auge y con muchas salidas profesionales, visita nuestro artículo Razones para estudiar ciberseguridad en el que te descubrimos por qué estudiar ciberseguridad para ser un profesional completo en el sector de la ciencia y tecnología.

 

Ebook GRATIS: Ciberseguridad

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia