Selecciona tu país

¿Alguna vez has pensado en dedicarte a la programación de videojuegos? ¿no sería un sueño hecho realidad? Quienes se dedican a ello son personas que dedican su vida, sus conocimientos y sus energías a hacer arte, dado que en los últimos años los videojuegos ya han comenzado a estar considerados de esta manera. La carrera de ilustres programadores como Shigeru Miyamoto, creador de Super Mario, o Hideo Kojima, autor del universo de Metal Gear Solid, ilumina a diario el camino de miles de programadores que hacen sus propios juegos y que proporcionan diversión a millones y millones de jugadores. Y lo hacen como forma de cumplir un sueño, pero también por el excelente estado de forma en el que se encuentra el sector.

 

Descarga nuestra guía gratuita: Lo que debes saber si quieres estudiar informática

 

España a la vanguardia del sector

En los últimos años España se ha convertido en un hervidero dedicado al desarrollo de videojuegos. Nacen nuevos estudios a diario motivados por la forma en la que están recibiendo apoyo por parte de las autoridades principales del sector. De esta manera es como se crea industria, con mucha participación de empresas reconocibles, como Sony, que ha creado su propia división dirigida a la creación de juegos de desarrollo español. Otras compañías, como BadLand Games, también están haciendo una importante labor en este sentido, dado que con su apoyo a jóvenes estudios están llevando a las tiendas juegos de equipos españoles que comienzan con ellos en el sector profesional.

La conclusión de que la industria se encuentre en movimiento se ve reflejada en que los especialistas que se forman en la programación de videojuegos son cada vez más numerosos. Principalmente porque hay trabajo, hay mercado y las cifras apuntan a que se encuentran en pleno crecimiento. En poco tiempo lo que era una profesión desconocida, que en España implicaba tener que irse al extranjero para alcanzar la fama, se ha convertido en un trabajo de futuro que apunta a que en poco tiempo todavía proporcionará muchos más beneficios. Y eso viene a implicar una cosa: la existencia de vacantes en todo tipo de empresas y estudios de desarrollo y la necesidad de nuevos programadores que lleguen con ideas frescas para trabajar de lleno en las últimas novedades de moda.

 

Una profesión completa

Dicen algunos de los principales desarrolladores de videojuegos, aquellos que desde España ya han trabajado con multinacionales como Nintendo, Microsoft o Konami, que hay pocas profesiones que llenen tanto a los especialistas en programación como la creación de esta forma de entretenimiento. No porque sea un trabajo tan divertido que eclipse a los demás, sino porque permite cierto volcado de la creatividad que los programadores suelen tener y desarrollar con mucha facilidad. Es un trabajo que puede ser muy intenso, tener períodos en los que el sacrificio será elevado, puesto que también es muy sufrido, pero su particularidad es que recompensa muchísimo. Se puede apreciar en la forma en la cual, después de un largo tiempo de desarrollo, se completa el juego. Ese momento en el cual una persona puede disfrutar de él y pasar seguidas ocho horas delante de la pantalla disfrutando de algo que ha salido de las teclas del programador.

Es la ilusión de proporcionar diversión, de llevar el entretenimiento a pequeños y mayores por igual, y de ver cómo una pequeña parte de cada programador viaja hasta los hogares de miles de personas a las que desconoce. Por esta magia se habla de la programación de videojuegos como una de las salidas creativas más importantes para los informáticos, porque les permite liberar sus ideas y dar forma a un arte tecnológico de los tiempos actuales.

Sin olvidar que la programación de videojuegos es un concepto tan amplio, que es fácil que cada persona pueda encontrar su especialidad. Existen decenas de géneros, de estilo de jugabilidad, de tipos de función a implementar e incluso de conceptos de juego. Ahora que nuevos recursos como la realidad virtual se introducen en el sector del gaming los programadores tienen aún más posibilidades de dar forma a sus ideas de la manera en la que siempre lo han imaginado. Y lo positivo es que tanto en consolas, como en dispositivos móviles o en equipos PC y Mac, hay un mercado tan amplio y en desarrollo que es difícil que este sector se encuentre con algún tipo de crisis. Al fin y al cabo, siempre vamos a querer entretenernos y un videojuego es perfecto para ello.

 

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia