Selecciona tu país

En el mundo de la informática hay distintos lenguajes de programación que aprender y utilizar en distintos tipos de situación. Uno de ellos es el que está representado por los lenguajes de programación de alto nivel, en el cual los algoritmos no actúan de forma que el receptor sean las máquinas, sino que se piensa en los humanos y su propia capacidad cognitiva como destino de su trabajo.

 

Una necesidad muy real

La existencia de este tipo de lenguajes fue una respuesta a la complejidad de la informática y de cómo era difícil que el usuario común tuviera la oportunidad de trabajar con código sin tener conocimientos enfocados en la programación. Desde el primer momento la idea que tuvieron en mente los creadores de estos lenguajes fue que los usuarios no necesitasen tener conocimientos para programar incluso a la hora de hacer frente a problemas que estuvieran relacionados con el procesado de datos.

 

Descarga nuestra guía gratuita: Lo que debes saber si quieres estudiar informática

 

Pero aunque estos lenguajes pueden parecer recientes, en realidad existen desde la década de los años 50. Son un tipo de lenguaje que hace algunas concesiones en los beneficios que aportan, pero que en contraposición a esto se extienden mucho más entre todo tipo de personas y casos concretos. Se cambiaron conceptos relacionados con las direcciones de memoria o los registros para introducir otros conceptos que fueron adoptándose cada vez más. Esto incluyó los bucles, los objetos, matrices, la informática abstracta en general, así como subrutinas muy bien implantadas. Más allá de buscar la eficiencia de un programa se pensaba en alcanzar el mayor nivel de satisfacción gracias a una facilidad de uso mucho más remarcada.

 

Ventajas e inconvenientes

Si por algo estos lenguajes de programación se han desmarcado de forma significativa y han llegado a representar un peso fundamental en el entorno de la informática por sus ventajas. Estas normalmente ya se sabe que pesan más que los inconvenientes, motivo por el cual se puede apreciar el buen margen de impacto que tiene este tipo de lenguaje. Su principal aspecto positivo está representado por lo bien que está programado, con sencillez y rapidez de uso. Los procesos que antes requerían una gran inversión de recursos se pueden llevar a cabo de forma inmediata y sin necesidad de poner toda la carne en el asador. Por otro lado, con estos lenguajes una de las ventajas es que se da forma a un código común que se podrá utilizar en diversos sistemas operativos y plataformas. Esta polivalencia ayuda a que el uso de estos lenguajes se extienda y que sean cada vez más los que lo incluyen. Por otro lado, y continuando con estas ventajas, hay que decir que en este lenguaje se pueden usar los paradigmas de programación. Y por último, el lenguaje recomienda y empuja a que continuemos con el proceso de práctica a fin de dar forma a programas que podrán ser realmente avanzados, aunque terminando por ocupar menos espacio.

¿Y cuáles son los inconvenientes a los que tenemos que plantar cara? Dentro de lo que entendemos como los procesos de trabajo que realizan estos lenguajes de programación de nivel alto recordamos que estamos quitándonos de encima algunas de las tareas que antes realizábamos de manera obligatoria. En concreto, las de bajo nivel se redirigen a máquinas que se ocuparán de ellas, pero lo harán con una clara reducción en la velocidad. Es parte de la consecuencia directa de llevar a cabo la cesión del trabajo a una máquina. Por otro lado, y como segundo inconveniente a tener en cuenta, tenemos que ser conscientes de que las máquinas que utilicemos para realizar estas tareas tendrán que estar preparadas para afrontar las tareas que les encomendemos. Esto implica llevar a cabo la instalación de plataformas determinadas que nos permitan configurarlo todo de forma idónea.

Por lo tanto, se puede ver que aunque los lenguajes de programación de alto nivel nacieron como respuesta a un problema, no son infalibles en su totalidad si contamos algunos de sus inconvenientes. Pero si nos preparamos para plantarles cara y preparamos el entorno de forma idónea sí que podremos beneficiarnos de ver cómo los procesos de bajo nivel quedan en manos externas para que nosotros podamos concentrarnos en un método más sencillo de trabajo que nos proporcione grandes ventajas.

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia