Selecciona tu país

Cualquier tipo de empresa dispone de diversos profesionales, departamentos y divisiones que se reparten el trabajo para que los engranajes del negocio giren de forma correcta. Hay muchos expertos que colaboran aportando sus especialidades para lograr que una empresa triunfe. En este caso, hablamos de la figura del analista de negocios, ya que se trata de una persona que adopta un gran número de responsabilidades que van a tener vital importancia de cara al futuro de la empresa.

Descarga nuestra guía gratuita: Los grandes desafíos de la ciberseguridad. Cuando protección y talento blindan el negocio

  Antes de explicar cuáles son las funciones que lleva a cabo un analista de negocio, lo primero que hay que saber es que este profesional estará altamente cualificado y poseerá conocimientos técnicos específicos para poder intervenir en la construcción de sistemas informáticos. Además de esto, debe tener dotes comunicativas, puesto que tendrá que estar interactuando en todo momento con los demás usuarios y también será el interlocutor entre estos y el departamento de sistemas. Una vez dicho esto y explicado cuál es el perfil de un analista de negocios, veamos ahora las responsabilidades que tiene dentro de la empresa.  

¿Qué debe hacer un analista de negocios?

La figura del analista de negocios es muy representativa en todo tipo de negocios porque, entre otras cosas, se trata de un profesional que va a estar en contacto directo con los usuarios y será el encargado de redistribuir toda la información que estos le proporcionan respecto a sus necesidades de cara a los sistemas que se utilizan dentro de la empresa. En este sentido podemos dividir las responsabilidades del analista de negocios en dos partes. Por un lado aquellas que se relacionan con la parte informática y por otro las que están vinculadas con el sector humano del propio negocio. Si nos centramos en la parte informática debemos saber que el analista de negocios va a formar parte del proceso de construcción del diseño funcional de la empresa. Es decir, este profesional ayudará a crear elementos de software o adaptar los que ya existen para cubrir las necesidades de los demás usuarios. Esto es un hecho fundamental para el negocio, puesto que el analista tendrá también que tener en cuenta todas las tecnologías y métodos que se utilizan en relación a la ciberseguridad dentro de las diferentes compañías. Es aquí donde radica una de sus mayores responsabilidades, ya que los sistemas empresariales, en muchas ocasiones, pueden verse expuestos a grandes riesgos y es por ello que las medidas de seguridad que se lleven a cabo en base al almacenamiento de datos son muy importantes para que la información no se filtre. Con la creación de un sistema adecuado no solo se protegerán estos datos recopilados, sino que también se hará lo propio con los usuarios que forman parte de este sistema. Siguiendo esta línea también hay que comentar que el analista de negocios deberá estar disponible en todo momento para resolver las dudas de los técnicos que están elaborando dicho sistema y por supuesto tendrá que estar presente en la fase de prueba del mismo, así como dar el visto bueno final. Por ello, cuando un sistema tiene éxito o no, gran parte de la responsabilidad recae en la figura de este profesional.  

Otros aspectos clave de estos profesionales

Por otro lado, hablábamos anteriormente del contacto continuo que el analista de negocios tiene con los demás usuarios. Aquí vemos otra parte de gran responsabilidad para esta figura, dado que los sistemas se crearán o mejorarán atendiendo a las necesidades que tienen los demás trabajadores. Por este motivo el analista de negocios debe escucharlos atentamente y después elaborar un documento donde se recojan todos los datos que han ido aportando para así diseñar un sistema adecuado que cubra las necesidades de los usuarios y ayude a mejorar el rendimiento de la empresa. De nuevo nos encontramos con una situación donde el analista de negocios juega un papel fundamental. Si nos ponemos a pensar en los muchos aspectos importantes que hay que tener en cuenta dentro de un negocio, el Big Data es otro punto muy importante. Es aquí donde se almacenan un gran conjunto de datos que requieren gran esfuerzo para su recopilación y análisis. Precisamente aquí el analista de negocios también va a tener mucho que ver en todo esto, puesto que es el encargado de sacar toda la información necesaria para que los sistemas posteriores funcionen a la perfección. Por tanto, un profesional de estas características debe atender fielmente a los usuarios, cubrir sus necesidades y formar parte del proceso de creación de sistemas. Entre sus responsabilidades se incluirán salvaguardar los datos almacenados y además asegurar que esta información esté segura y que no puedan acceder a ella usuarios que no estén autorizados.  

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia