Selecciona tu país

Investigadores del Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (CREAL), centro aliado ISGlobal  y la Universidad Pompeu Fabra (UPF), han analizado las asociaciones e influencia de la contaminación acústica en el desarrollo del comportamiento de los escolares.

A mayor ruido y contaminación, más problemas de comportamiento

La principal conclusión de este estudio, realizado entre escolares de entre 7 y 11 años residentes la ciudad de Barcelona, es que, cuanto mayor es la exposición al ruido y a la contaminación atmosférica debido al exceso de tráfico, más casos de comportamientos inadecuados se presentan. Además, por primera vez se pone de manifiesto una relación entre los ambientes con exceso de ruido y los síntomas de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

TDAH

«Hemos evaluado a niños y niñas durante el periodo 2012-2013 en el marco del proyecto Breathe. Medimos las concentraciones tanto en el interior como el exterior del aula de carbono elemental, carbono negro y el NO2 en dos campañas separadas por una semana», explica Joan Forns, investigador del CREAL y la UPF  y autor principal de este trabajo.

Hasta ahora, los impactos negativos de la contaminación acústica y ambiental sólo se habían asociado  el desarrollo neuropsicológico de los niños, considerándose a la contaminación del aire se consideraba como un posible agente neurotóxico en el desarrollo del cerebro.

Este nuevo estudio, amplia los efectos adversos del ruido y la contaminación a niños y niñas de más edad (hasta 11 años), evidenciándose un incremento de los problemas conductuales en aquellos escolares expuestos a mayor contaminación. Hasta el punto de encontrarse indicios de una asociación directa entre la exposición a ruido en las aulas y una mayor sintomatología de TDAH.

Para realizar el estudio, los padres llenaron el cuestionario de fortalezas y dificultades para evaluar el desarrollo conductual de los niños, mientras que los maestros y tutores completaron un cuestionario específico sobre sintomatología del TDAH.

¿Qué es el TDAH?

El TDAH es un trastorno de origen neurobiológico provocado, según diversos estudios, por un desequilibrio existente entre dos neurotransmisores cerebrales: la noradrenalina y la doparmina. Este problema provoca en los niños baja atención, hiperactividad y exceso de impulsividad en unos niveles inadecuados con su nivel de desarrollo. Se calcula que su prevalencia es bastante alta: aproximadamente un 5% de la población escolar.

La identificación del TDAH es complicada porque los síntomas y tipos de conducta son habituales en la mayoría de niños, por lo que para su diagnóstico es muy importante valorar: la intensidad, cantidad, permanencia y contexto en el que se producen.

En general los alumnos con TDAH suelen ser mucho más inquietos, impulsivos y distraídos que el resto de sus compañeros. Les resulta extremadamente difícil quedarse quietos, terminar sus tareas correctamente y no molestar al resto de niños de la clase.

Las dificultades de atención y su negativa influencia en el rendimiento académico han conducido a la idea totalmente falsa de que los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad(TDAH) tengan falta de inteligencia y hasta retraso mental.

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia