Selecciona tu país

Epidemiología del sobrepeso y la obesidad en el mundo

El pasado 17 de Mayo el diario El País publicaba un artículo que llevaba por título “La obesidad infantil en el epicentro de los estudios científicos” dando cuenta del trascendental calado que este problema de salud pública ha generado en la población general y, por supuesto, entre la comunidad científica de todo el mundo.

En las últimas décadas, estamos asistiendo a nivel mundial a un crecimiento inquebrantable y desbordante del sobrepeso y la obesidad en la infancia y la adolescencia. Se estima que alrededor de un tercio de los niños padecen exceso de peso. La prevalencia mundial de obesidad infantil y juvenil ha pasado del 4,2% en 1990 al 6,7% en 20105. Desde 1998, la Organización Mundial de la Salud considera la obesidad como una epidemia global, que no solo afecta a los países desarrollados. En 2010, 43 millones de niños (35 millones de ellos en países en vías de desarrollo) tienen sobrepeso y obesidad y 92 millones se consideran en riesgo de sobrepeso.

En lo que respecta a España, la prevalencia de obesidad infantil se encuentra entre las mayores de Europa, junto con Malta, Italia, Reino Unido y Grecia (Lobstein & Frelut, 2003). El informe SESPAS (Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria) de 2010 refería valores de exceso de peso infantil del 35% (el 20% de sobrepeso y el 15% de obesidad).

La obesidad en la infancia y en la adolescencia es un gran problema de salud que afecta a todas las etapas del desarrollo. Así, para el presente, la obesidad puede conducir a importantes complicaciones, como el Síndrome Metabólico, problemas respiratorios (Síndrome de Apnea del Sueño, asma, hipoventilación), trastornos digestivos (colelitiasis, esteatosis hepática), endocrinológicos (adelanto puberal),  psicológicos y sociales.  Pero además, a corto y medio plazo, porque un niño obeso tiene un 80% de posibilidades de seguir siéndolo a los 35 años y porque el Síndrome Metabólico es el predisponente de la enfermedad cardiovascular y de la diabetes en edades posteriores.

Estamos, pues, ante un factor de riesgo de magnitud cada vez mayor y de enorme trascendencia, cuya tendencia debería ser vigilada de manera sistemática y rigurosa. En este sentido, son frecuentes las debilidades metodológicas en la definición de obesidad, su medición y la selección de la muestra.

Criterios para la definición de obesidad

En cuanto a la definición de obesidad infantil, no existe un criterio consensuado para establecer el sobrepeso u obesidad a partir del índice de masa corporal (IMC). Los criterios que gozan de mayor aceptación internacional son los tres siguientes:

  1. Organización Mundial de la Salud (OMS). Establece como sobrepeso valores de IMC > +1 DE (Desviación Estándar) en la población de referencia. Los valores de corte son específicos para cada grupo de edad y según sexo. Así, según la OMS para un niño de 10 años de edad, el valor de corte de sobrepeso está situado en un IMC de 18,5 mientras que para una niña de esa misma edad el punto de corte sería de un IMC de 19.

En cuanto a obesidad, la OMS establece valores de IMC > + 2 DE en la población de referencia. De esta forma, siguiendo con el ejemplo anterior, el valor límite (punto de corte) de IMC para obesidad de un niño de 10 años estaría en 21,4 y para una niña en 22,5. Finalmente, la obesidad mórbida estaría definida cuando el IMC es superior a 3 DE.

  1. El Grupo Internacional de Trabajo sobre Obesidad (International Obesity Task Force, IOTF), también establece valores de corte diferentes según género empleando percentiles de IMC en vez de desviaciones estándar. Para sobrepeso, establece como valores superiores al percentil 90,5 para niños y superiores al percentil 89,3 para niñas. Con respecto a obesidad, los puntos de corte son valores superiores al percentil 98,9 para niños y  98,6 para niñas.
  2. En España, además de los dos criterios anteriores, se está extendido el uso de las tablas publicadas por la Fundación Orbegozo (FO), y considera, desde 2011 como puntos de corte de sobrepeso los valores de IMC superiores al percentil 79 para niños y percentil 89 para niñas; y en obesidad, valores de superiores de IMC al percentil 97,5 en niños y percentil 99 en niñas.

Estudios actuales sobre obesidad infantil.

Sánchez-Cruz et al. (Rev. Esp Cardiolog, 2013) en una muestra de 976 niños de 8 a 17 años de toda España obtuvo una prevalencia de sobrepeso del 26%, 28,6% en niños y 23,5% en niñas. Con respeto a obesidad, la prevalencia global fue del 12,6%, ligeramente mayor en niños (12,9%) que en niñas (12,3%). Esto significa que el 38,6% de los niños y adolescentes españoles de ambos sexos entre 8 y 17 años presentan problemas de exceso de peso según los criterios de la OMS.

Por su parte, García-García et al. (Rev Endocrinología y Nutrición, 2013) sobre una muestra de 1.317 niños de 2-16 años de Almería y empleando los criterios de IOTF, muestra una prevalencia de obesidad del 9,5% y de sobrepeso del 22,4%, sin diferencias significativas entre géneros.

Finalmente, el estudio ALADINO (Estudio de Vigilancia del Crecimiento, Alimentación, Actividad Física, Desarrollo Infantil y Obesidad en España) publicado en 2015, es el estudio más reciente e importante sobre obesidad infantil. Se estudiaron a 10.899 niños (5.532 niños y 5.367 niñas) de 6 a 9 años en 165 centros escolares de todas las CC.AA. y ciudades autónomas de España. Esta muestra es representativa del conjunto de la población española para esos grupos de edad. La prevalencia de sobrepeso fue del 23,2 % (22,4 % en niños y 23,9 % en niñas), y la prevalencia de obesidad fue del 18,1 % (20,4 % en niños y 15,8 % en niñas), utilizando los estándares de crecimiento de la OMS.

PARA SABER MÁS

Estrategia NAOS (Nutrición, Actividad física y Prevención de la Obesidad): Es la respuesta del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno de España frente a las ascendentes cifras de obesidad que se registran en nuestro país. Coordinada por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), la Estrategia NAOS tiene como objetivos sensibilizar a la población del problema que la obesidad representa para la salud y reunir e impulsar aquellas iniciativas, tanto públicas como privadas, que contribuyan a lograr que los ciudadanos, y especialmente los niños y jóvenes, adopten hábitos saludables a lo largo de toda la vida.

Dirección web: http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/nutricion/seccion/estrategia_naos.htm

Observatorio de la Nutrición y de Estudio de la Obesidad: Es el sistema de información de la AECOSAN y el MSSSI que tiene como objetivo principal la aglutinación de información y la evaluación y monitorización de todos los aspectos relacionados con la Estrategia NAOS. Dirección web: http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/nutricion/seccion/observatorio.htm

Fundación Orbegozo. La fundación Faustino Orbegozo Eizaguirre tiene como objetivo primordial potenciar, estimular y desarrollar actividades y programas de interés sociosanitario, educativo y cultural que contribuyan al progreso, la evolución y el desarrollo de la sociedad. Para llevar a cabo esta actividad cuenta con dos Institutos, entre los que se encuentra un activo Programa de Investigación Científica sobre Crecimiento y Desarrollo Infantil y adolescente, prevención de drogodependencias, atención de la infancia y niños con necesidades especiales.

Dirección web: http://www.fundacionorbegozo.com/

 

Video: En este vídeo se entrevista al Dr. Felipe Mozo, Coordinador de la Campaña de prevención de la obesidad infantil en Andalucia.

https://youtu.be/mjNGXjmju60

Manuel Romero Saldaña

 

Profesor del Máster en Epidemiología y Salud Pública. Universidad Internacional de Valencia