Selecciona tu país

A partir de cierto punto no hay retorno.  Este es el punto que hay que alcanzar…  Franz Kafka (Metamorfosis)

Esta reflexión de Kafka, será nuestro punto inicial de partida para nuestro artículo y espero que para algunos, tal vez de no retorno, como señala Kafka… La finalidad es poner en valor, la implantación e implementación de sistemas alternativos de resolución de conflictos en la ciudadanía en general y específicamente en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

La sociedad, los gobiernos y sus instituciones actúan en base a paradigmas, algunos explícitos y otros menos reconocidos, esto implica y afecta de modo directo a la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad en su relación con la ciudadanía, moldeando su actuación en base al paradigma al que se circunscriben. En este artículo analizaremos el  paradigma policial que se basa en los principios del denominado “Community Policing”, que tiene como máximo exponente los programas de mediación policial. Una reforma policial de este calado (Metamorfosis) parte de la responsabilidad de construir políticas públicas democráticas de seguridad, y de una política social responsable que posicione al ciudadano en el epicentro de estos programas.

Según Torrente (2001: 243). "Un modelo policial es un concepto que aúna variables organizativas, sociales, políticas y económicas, una construcción que pone en relación las organizaciones, el entorno social y el mundo de las ideas…"

A lo largo del S. XX la ciudadanía, conocedora de sus derechos y libertades, exige no sólo la protección de esos derechos, sino el desarrollo de los mismos.

Esta nueva orientación implica un cambio de paradigma en la propia institución policial y afecta, sin duda, tanto a la propia estructura como al desarrollo de sus funciones policiales. Así pues, nos surgen ahora planteamientos de actuación e intervención policial no sólo desde el cumplimiento estricto de la ley, sino que se exige capacidad para dar respuesta a diferentes demandas sociales, resolviendo por tanto problemas concretos de la ciudadanía.

La Policía Local, al igual que otros agentes sociales, se enfrenta a problemas concretos, donde la aplicación del uso estricto de la Ley o las normas administrativas, muchas veces no sólo no resuelve los mismos, incluso me atrevo a decir que, en contadas ocasiones, incluso puede llevar a agravarlos.

Cambian actualmente las necesidades y prioridades, existe la necesidad de contar con policías más democráticas y más eficientes. Esto representa una exigencia que puede alcanzarse si los modelos de gestión policial –los paradigmas- reflejan o se hacen cargo de estos nuevos desafíos. Según Eduard Vinyamata en su libro Conflictología (Vinyamata, 2005): “cuando la policía cambia su percepción de la ciudadanía y deja de ser un cuerpo extraño enquistado en la sociedad, la relación será completamente diferente, acoplando los métodos a una realidad en la que el uso de la fuerza acabará siendo mínima y la eficacia social frente al conflicto multiplicada".

En este contexto, la mediación policial aparece como una nueva vía que permite esa corresponsabilización de la ciudadanía en todo lo relativo a sus conflictos convivenciales: tanto en su detección como en la resolución.

Por ello, al utilizar la Mediación Policial, la hipótesis de trabajo la basamos en la concepción bidimensional de los conflictos (positiva-negativa, crisis-oportunidad):

Si usamos medios positivos y oportunos (Técnicas y habilidades sociales, como empatía, creatividad y no violencia) para la transformación de un conflicto, ENTONCES el fin será igualmente (o al menos potencialmente) positivo y constructivo. La mediación policial, como sistema de gestión de conflictos, permite que los costes se minimicen, gracias a que todos los implicados colaboran en la solución. La institución policial, entonces, se convierte en una facilitadora del proceso. La cultura de mediación tiene unos valores propios de compromiso ciudadano, de fomento de la igualdad y el respeto, de implicación, de participación ciudadana y de ejercicio activo de la democracia. Este tipo de mediación se ha desarrollado especialmente en barrios de las grandes ciudades, promoviendo un modo de resolución de conflictos que requiere de la participación activa de la ciudadanía y que considera que la comunidad debe “reapropiarse” de la gestión de los conflictos y no depender tanto de las estructuras del Estado para la gestión de su convivencia.  Por otro lado, cuando se habla de justicia restaurativa y mediación en contextos penales, en el esquema víctima/ofensor no se puede excluir el rol de la policía que puede ser muy activo en este papel por la vía de derivaciones al servicio de mediación, etc. Tal como ha reconocido y explicado Pollard (2002).[1]

A modo de conclusión, hemos podido observar cómo la aplicación de este nuevo modelo policial lleva inexorablemente a una transformación, modificación y reforma de la gestión policial, una verdadera “Metamorfosis”, que según la Real Academia de la legua (R.A.E.), la define como Transformación o cambio profundo…..

Antonio Berlanga Profesor colaborador Máster en Mediación y Gestión del Conflicto VIU.     

BIBLIOGRAFIA

  • [1] POLLARD, CH. (2002) Restorative justice and the role of the police. Restorative Justice and its relation to the Criminal Justice System.
  • Berlanga A. (2012): Métodos y Técnicas de resolución de conflictos para Policías Locales. Mediación Policial. Edita Diputación de Valencia.
  • Berlanga A. y Mogro R. “La resolución de conflictos por la Policía Local”. Edita Generalitat. Consellería de Gobernación (2011).
  • Berlanga A. y Mogro R. Estudios sobre Ciencias de la Seguridad. Policía y Seguridad en el Estado de Derecho “La Mediación Policial. Resolución de conflictos comunitarios por la Policía Local”. Editorial Tirant lo Blanch ( 2012) ISBN 978-84-90004-355-4
  • Buerguer, e.; Petrosino, A.j.; Petrosino, C. (2000) «Extending the police role: implications of Police Mediation as a problem- solving tool». Police Quarterly, vol 2, june.
  • Cooper, Phd. Mediation & arbitration by Patrol Police Officers, Ed University Press of America. ( 1994)
  • Cooper, Ch. (1999) «Mediation training to improve police social interaction skills», 
  • Goldstein, h. (1990) Problem-oriented policing, Estados Unidos: McGrawhill.
  • Monjardet, d. (1998) «Professionalisme et mediation de l’action policière. Les partages de la sécurité». Les cahiers de la sécurite interieure, núm. 33.
  • Rizo, R. (2009): Un modelo breve de intervención en situaciones conflictivas para Agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Información psicológica, nº 96, pág. 54-67.
  • Tiggey May, Berlanga A. Community Policing Best Practice in Europe, a report to the European Comision. Edita Comisión Europea.( 2013)