Selecciona tu país

Históricamente, se ha venido aceptando tanto por la sociedad como por los profesionales del ámbito de la docencia y por las entidades educativas, que el aprendizaje se debía realizar exclusivamente durante la la infancia y la juventud y en unos escenarios y estructuras de educación formal, como escuelas, institutos y universidades.

Sin embargo, en los últimos años se tiene asumido que los procesos de aprendizaje se producen durante toda la vida de las persona. De hecho,  según datos de la Encuesta sobre Participación de la Población Adulta en las Actividades de Aprendizaje (EADA, 2011), el 41,14% de los adultos habría participado en algún tipo de actividad de educación, siendo más habitual la formación en contextos no formales.

educación informal

No obstante cabe estacar que el aprendizaje en la etapa adulta tiene unas características definitorias y diferenciales, que abarcan desde los rasgos psicológicos de la edad adulta y los espacios donde se desarrolla, hasta los contenidos que pueden abordarse en cada etapa. Lo primero que hay que tener en cuenta es que las necesidades que llevan a un adulto a estudiar son diferentes a las de una persona más joven, y lo mismo ocurre con los intereses y expectativas.

 

Metodología de aprendizajes en la edad adulta

A nivel de metodología, esta debe adaptarse a los contextos y procesos psicológicos propios de los adultos, siendo las siguientes las características propias y diferenciales más significativas:

  • Diferente carga horaria. De hecho la educación básica de adultos conducente al título de Graduado en Educación Secundaria es, lógicamente, mucho más corta que la Educación Primaria y la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), para niños, mientras que el Bachillerato puede alargarse un curso más que el de la oferta ordinaria. No existen estas organizaciones diferenciadas en la Formación Profesional Reglada, salvo en las ofertas de la modalidad a distancia.
  • Amplia utilización de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs), especialmente las plataformas LMS o de educación a distancia, siendo en el contexto de la enseñanza para adultos donde más se utiliza el e-Learning.
  • Variación de la distribución de los contenidos de enseñanza-aprendizaje en algunas enseñanzas. En concreto, en la educación básica de adultos los conceptos se organizan en campos de conocimiento.
  • Utilización flexible de los itinerarios educativos, en cuanto a entrada o incorporación a los mismos según el nivel de referencia que acredite cada persona, seguimiento parcial de los planes de estudio o  permanencia reiterada en los niveles educativos en virtud de circunstancias personales.
  • En definitiva, la enseñanza para adultos implica una metodología didáctica diferenciada.

El aprendizaje informal

La enseñanza puede tener lugar en múltiples contextos y con diferentes agentes, siendo uno de ellos el aprendizaje informal. Este es el  resultado de las actividades de la vida diaria relacionadas con el trabajo, la familia y el ocio. Se trata de un aprendizaje no estructurado, no conduce a la certificación y no suele tener un carácter intencional.

Por otro lado, al tratarse de un tipo de información que no está institucionalizada no es posible disponer de datos ni ejemplos fiables y objetivos.