Selecciona tu país

La gerontología social es una especialización enmarcada dentro de las ciencias sociales, pero con una esencia multidisciplinar. Situaciones que son objeto del interés de la gerontología social las ves por todas partes:

  • Ofertas de trabajo que explícitamente demandan a menores de 35 años
  • Oportunidades de empleo en las que no se explicita la edad, pero si tienes más de x años, que te llamen para una entrevista de trabajo es cada vez más complicado.
  • Anuncios de televisión que presentan la vejez como una enfermedad de la que hay que librarse a cualquier coste.
  • Expresiones cotidianas, aparentemente intrascendentes, que en realidad esconden una gran discriminación por razones de edad.

Circunstancias todas que piden a gritos la intervención de los profesionales de la gerontología social, un campo de especialización dentro de las ciencias sociales en plena expansión.

Descarga nuestra guía gratuita: Tecnología y salud. Las 10 tendencias que definirán el futuro del sector sanitario

¿Qué es la gerontología social?

La gerontología social es una disciplina derivada de la gerontología, la psicología y la sociología que se centra en el estudio de la interrelación del adulto mayor con su entorno.

Esta especialización es popular entre profesionales de todas las ramas: psicología, sociología, economía, medicina, filología, etc.

Lo que distingue a un gerontólogo social es que se ocupa de estudiar, valorar e intervenir en aquellos factores psicosociales que afectan el bienestar físico y emocional de las personas adultas mayores, es decir, aquellas que tienen más de 65 años.

¿De qué problemas se ocupa la gerontología social?

Aunque ya hemos mencionado con anterioridad algunas de las cuestiones que son objeto de interés del gerontólogo social, ahora vamos a profundizar en este tema, lo que permitirá esclarecer el rol de los profesionales de gerontología social. 

Algunos temas de los que puede ocuparse un gerontólogo social:

  • La valoración social de la vejez.
  • Los estereotipos, mitos y prejuicios que rodean la vejez.
  • Tratamiento que se da en los medios a los adultos mayores y al envejecimiento como proceso.
  • Discriminación por edad.
  • Prestaciones y seguridad social de los mayores.
  • Accesibilidad del entorno.
  • Trabajo y jubilación en la vejez.

¿Cómo se llega a ser gerontólogo social?

Siendo como es un campo de especialización, las personas llegan a la gerontología social cursando programas de postgrado que los dotan de los conocimientos y técnicas para desarrollarse en esta área.

Generalmente vía Máster, pero también mediante programas de más corta duración. Como ya mencionamos, la formación previa puede ser muy diversa—psicología, medicina, arquitectura, sociología — como diversas son las dimensiones que afectan la calidad de vida de los mayores.

¿Y dónde puede trabajar un gerontólogo social?

Las salidas laborales de un profesional de la gerontología social son muy amplias. Puede desempeñarse en:

  • Residencias para adultos mayores.
  • Entidades públicas que se ocupen de temas relacionados con el envejecimiento.
  • Servicios sociales.
  • Consultorías en el área social.
  • Departamentos de comunicación en cualquiera de los medios que hay en la actualidad.
  • Centros docentes y de investigación.

El aumento imparable de la población mayor de 65 años y las condiciones de salud y económicas en que están llegando los nuevos mayores, está imponiendo cambios de paradigmas y un rol más activo de los gerontólogos sociales.

Su presencia es cada vez más demandada por empresas privadas y entidades públicas, una tendencia que seguirá en aumento en los próximos años. ¿Tienes pensado especializarte en gerontología social?

Si quieres saber más sobre gerontología social y estás pensando en formarte en un ámbito en auge y con muchas salidas profesionales, visita nuestro artículo Estudiar gerontología, 5 motivos para formarte en esta disciplina en el que te descubrimos por qué estudiar el master universitario en gerontología para ser un profesional completo en el sector de la salud.

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia