Selecciona tu país

El auge de la tecnología está dejando obsoletos muchos puestos de trabajo. Según los expertos, en menos de 10 años habrá tareas que se harán de una forma muy distinta. Una de ellas es la que atañe al trabajo piloto drones. Una industria que no deja de crecer. Existen informes que indican que un 70 por ciento de quienes entran a trabajar hoy, lo hacen en trabajos para los que se están utilizando robots. O para los que se usarán en muy poco tiempo. Lo que para algunos es solo una afición, como volar un dron, será un trabajo con gran demanda y bien remunerado en menos de cinco años.  

El trabajo piloto drones duplicará su demanda en pocos años

Si miramos hacia atrás una década, el número de pilotos de aviones no tripulados profesionales era muy escaso. Podemos decir que casi residual. Hoy, el número no deja de aumentar. Y no es de extrañar, ya que los últimos calculo hablan de más de 120 millones de dólares cada año como la cantidad de dinero que moverá.

Descarga nuestra guía gratuita: Formación en tecnología. Conoce las disciplinas que seguirán demandando profesionales tras la cuarta revolución industrial

El negocio de los drones necesita de pilotos expertos, bien formados y que garanticen que los trabajos se harían de forma eficiente. Por eso, para el 2022 habrá más del doble de puestos.  

Industrias en las que se está notando la transformación

Ya hemos hablado en alguna ocasión. Aunque no esta de más recordar que hay muchas salidas profesionales para quienes se decantan por estudiar profesiones relacionadas con los drones. Estos son algunos de los trabajos que se hacen ya con aviones tripulados a distancia:

  • Tareas de mantenimiento. Se están usando drones para revisar torretas y lineas eléctricas, estaciones de telefonía y aerogeneradores. Sin necesidad de implicar a varias personas, llevar grúas o usar plataformas elevadoras para los trabajos de análisis previo.
  • Entregas a domicilio. Grandes empresas como Amazon o cadenas de comida rápida como Domino’s están en pruebas. En el futuro, en lugar de abrir la puerta al repartidor estaremos esperando que un dron nos traiga el pedido a casa.
  • Inmobiliarias. Un trabajo piloto drones con mucha demanda hoy tiene como objetivo sacar panorámicas a vista de pájaro. Sobre todo para urbanizaciones o terrenos con potencial para la construcción.
  • Fotografías de boda. Muchas parejas quieren darle un nuevo enfoque a su álbum. Por eso, contratan pilotos de drones con cámara para sacar imágenes desde las alturas. O grabar los vídeos de la boda desde una perspectiva diferente y original.

 

Otros campos en los que se utilizará

Algunas de las áreas en las que se se puede demandar un piloto de drones son vigilancia y seguridad. También se incorporarán cámaras con sensores de calor para localizar personas. O infrarrojos con los que detectar fugas de agua o gas, y facilitar a quienes trabajan haciendo reparaciones la labor de llegar al problema. En menos de 5 minutos se pude saber justo por dónde empezar. El trabajo piloto drones es sin duda una de las profesiones de futuro a corto plazo. La demandas actual es muy alta. Y se multiplicará a medida que se incorporen nuevos drones a las tareas habituales.  

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia