Selecciona tu país

Dentro de las aplicaciones que en breve pueden tener los drones, el deporte es una de las que más fuerza está adquiriendo en los últimos tiempos. Ya se pueden ver sobrevolando estadios deportivos, grabando imágenes en escenarios arriesgados o ayudando de otras maneras. Sin embargo, la idea de usarlos como vehículo de competición se plantea como el ocio del futuro. ¿Veremos dentro de poco aviones no tripulados en carreras de drones?

 

Un futuro no tan lejano para las carreras de drones

Este tipo de carreras en realidad no son un proyecto para el futuro. Ya existen ligas oficiales en las que se celebran carreras con drones, como la Drone Racing League, que en 2016 ya se dejó ver en una de las ferias tecnológicas más importantes del mundo, el CES de Las Vegas.

En estas carreras, los participantes no se suben a un vehículo para pilotarlo y competir, sino que se ponen a los mandos inalámbricos de su dron y corren a distancia, sin moverse de la silla.

Descarga nuestra guía gratuita: Formación en tecnología: Conoce las disciplinas que seguirán demandando profesionales tras la cuarta revolución industrial

 

Abierto a pilotos profesionales

Como no puede ser de otra manera, quienes compitan al máximo nivel serán profesionales, por lo que los cursos de formación relacionados con drones serán de lo más demandado dentro del entrenamiento deportivo. Solo quienes tengan los conocimientos y la pericia suficientes para pilotar un dron, concentrándose a pesar de los nervios de la carrera y los alaridos del público, conseguirán hacerse con la victoria. Hoy son los pilotos de Fórmula 1 los que tienen cientos de miles de aficionados. Mañana serán los pilotos de drones quienes despierten en el público las sensaciones que genera el deporte.

 

La realidad virtual: uno de los grandes valedores

Una de las señas de identidad del manejo de drones, que lo hace diferente al de los vehículos de radio control tradicionales, es la posibilidad de incorporar una cámara conectada a unas gafas VR. Con ellas cada piloto sentirá que va subido a bordo. Además de que tienen una mayor distancia de comunicación, gracias a los terminales conectados a Internet, y una velocidad que supera los 100 kilómetros por hora. Algo que dentro de unos años podría ser aún superior.

 

¿Por qué las carreras de drones y no otros vehículos?

Hay un elemento que atrae a la gente hacia los drones más que a otros vehículos controlados a distancia. La posibilidad de volar siempre ha sido algo que ha fascinado al ser humano. Y gracias a la realidad virtual, es posible sentir cómo son las cosas a vista de pájaro casi sin esfuerzo. Además de que son mucho más ágiles y rápidos que otros ingenios mecánicos.

 

Retransmisión de carreras

Como con cualquier otro deporte, las carreras de drones se televisarán para el disfrute de los aficionados que no puedan seguir en vivo la emoción de esta actividad. Algunos hablan incluso de la posibilidad de ponerse unas gafas y vivir junto a nuestro piloto favorito la emoción de cada vuelta.

¿Qué crees tú? ¿Llegarán estas carreras a eclipsar otros deportes de motor, como el motociclismo o los automóviles?

 

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia