Selecciona tu país

Distintos tipos de estudios epidemiológicos se llevan a cabo utilizando poblaciones humanas para evaluar si existe una correlación o relación causal entre la exposición a una sustancia y los efectos adversos para la salud. Este tipo de análisis están de actualidad debido a la crisis del coronavirus y puede suceder que quienes están a punto de decidir en qué carreras de salud matricularse opten por la bioquímica para convertirse en los investigadores del futuro en este campo.

¿Qué son los estudios de epidemiología?

Los estudios epidemiológicos miden el riesgo de enfermedad o muerte en una población expuesta, en comparación con ese riesgo en una población idéntica, no expuesta (por ejemplo, una población de la misma edad, sexo, raza y condición social que la población expuesta).

Descarga nuestra guía gratuita: Epidemiología y Salud Pública, las 5 tecnologías que están transformando este campo

Estos estudios difieren de las investigaciones clínicas en que a las personas ya se les ha administrado el medicamento durante el tratamiento médico o se han expuesto a él en el lugar de trabajo o el medio ambiente.

En la web pueden encontrarse distintas definiciones de estudio epidemiológico, como las que ofrecen:

  • Wikipedia: los definen como “actividades intelectuales y experimentales realizadas de modo sistemática para conocer mejor el origen de las enfermedades humanas”.
  • Fundación iSYS: Explican que “se centran en analizar determinantes de la salud y factores de riesgo en las poblaciones”.
  • Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud: explica que se trata de “instrumentos que permiten profundizar en el conocimiento de los temas relacionados con la salud buscando recabar información para la toma de decisiones”.

¿Qué tipos de estudios epidemiológicos existen?

Puede distinguirse entre cuatro tipos de estudios epidemiológicos, principalmente. Son los siguientes:

1. Estudios de cohortes: se sigue una cohorte (grupo) de individuos con exposición a un químico y una cohorte sin exposición a lo largo del tiempo para comparar la aparición de la enfermedad.

2. Estudios de casos y controles: las personas con una enfermedad se comparan con personas similares sin la enfermedad para determinar si existe una asociación de la enfermedad con la exposición previa a un agente.

3. Estudios transversales: se estudia la prevalencia de una enfermedad o parámetro clínico entre uno o más grupos expuestos, como puede ser, por ejemplo, la prevalencia de afecciones respiratorias entre los trabajadores de una determinada industria.

4. Estudios ecológicos: la incidencia de una enfermedad en un área geográfica se compara con la de otra área, como puede ser la mortalidad por cáncer en áreas con lugares habilitados para el vertido de desechos peligrosos en comparación con áreas similares sin ellos.

Los estudios de cohorte son los tipos de estudios epidemiológicos más comúnmente realizados y con frecuencia involucran exposiciones ocupacionales. Las personas expuestas son fáciles de identificar y sus niveles de exposición son generalmente más altos que en el público en general. Hay dos tipos de estudios epidemiológicos de cohorte:

  • Prospectivo, en el que las cohortes se identifican en función de las exposiciones actuales y se siguen en el futuro.
  • Retrospectivo, en la que las cohortes se identifican en función de las condiciones de exposición pasadas y el "seguimiento" del estudio avanza en el tiempo; los datos provienen de registros pasados.

Al diseñar un estudio epidemiológico, es importante tener en cuenta aspectos como la elección de un grupo de control apropiado, el establecimiento de un periodo de tiempo representativo y la capacidad estadística de detectar un efecto. Asimismo, la población de control utilizada como grupo de estudio debe ser lo más similar posible a la del grupo de prueba, por ejemplo, la misma edad, sexo, raza, estado social, área geográfica e influencias ambientales y de estilo de vida.

Por último, es importante tener en cuenta que, para ganar precisión, las poblaciones de estudio y control deben ser lo más grandes posible.

Si quieres desarrollar tu carrera profesional en el ámbito de la salud pública, infórmate ya sobre nuestro Máster Universitario en Epidemiología y Salud Pública.

Si quieres saber más sobre epidemiología y estás pensando en formarte en un ámbito en auge y con muchas salidas profesionales, visita nuestro artículo Estudiar epidemiología y salud pública: 4 motivos para hacerlo en el que te descubrimos por qué estudiar epidemiología para ser un profesional completo en el sector de la salud.

Ebook GRATIS: Epidemiologia

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia