Selecciona tu país

A pesar de los logros conseguidos frente a las enfermedades infecciosas, surgen brotes de enfermedades emergentes nuevas, o bien otras que se creían controladas o eliminadas y que vuelven a aparecer (reemergen), ocasionando problemas de salud pública.

Dentro de las enfermedades infecciosas emergentes se distinguen tres grupos: enfermedades emergentes, nuevas enfermedades infecciosas reconocidas por primera vez en las personas;  enfermedades reemergentes que han afectado a poblaciones humanas y que vuelven a aparecer cuando se creían dominadas, o bien reaparecen en nuevas localizaciones geográficas; y, por último, las resistencias a los  antimicrobianos.

Los microorganismos están en constante evolución para adaptarse a los cambios constantes en el ambiente. Las personas se vuelven más susceptibles a la infección al alterarse los mecanismos naturales de defensa y la inmunidad por la edad, características genéticas, malnutrición, inmunosupresión y algunos tratamientos.

Factores como el aumento de la población mundial, la conducta de las personas, el aumento de los movimientos migratorios, la pobreza y la desigualdad, el aumento progresivo de los viajes internacionales, el cambio climático, las nuevas tecnologías y procesos industriales, junto a al deterioro de medidas de prevención y control  de salud pública pueden generar la aparición o reaparición de enfermedades emergentes.

Entre las enfermedades emergentes destacamos el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS), Enfermedad por virus Ébola o Enfermedad por virus Zika. Entre las reemergentes: Tuberculosis multirresistente, Sarampión o Enfermedad de Chagas.

Existe un aumento creciente de las enfermedades importadas como consecuencia de la inmigración y de los viajes intercontinentales lo que conlleva un incremento de la demanda de servicios sanitarios en la atención de estos problemas de salud. El correcto manejo de enfermedades como la tuberculosis, la infección por el VIH o la enfermedad de Chagas en  inmigrantes requiere un abordaje multidisciplinar.

El elemento básico de cualquier estrategia de lucha contra las enfermedades emergentes y reemergentes, y las epidemias que estas pueden causar, es el establecimiento de un sistema de vigilancia orientado a detectar la presencia de esas enfermedades a tiempo para tomar medidas de control adecuadas.

Los CDC (Centros para el Control de las Enfermedades/ Centers for Disease Control Center and Prevention) propusieron los objetivos de la estrategia internacional frente a las enfermedades emergentes, que se resumen en:

  • vigilancia y respuesta: detectar, investigar realizar un seguimiento de los microorganismos emergentes, las enfermedades que provocan y los factores  que influyen en la emergencia, y responder a los problemas cuando son detectados;
  • investigación aplicada: integrando los laboratorios microbiológicos y de epidemiología/salud pública;
  • infraestructura y formación: para apoyar la vigilancia epidemiológica y los programas de salud pública; y
  • prevención y control: que asegure una respuesta rápida, incluyendo la prevención, la comunicación de la información y la formación sobre enfermedades emergentes.

En la Unión Europea el ECDC (European Centre for Disease Prevention and Control) determinó los mecanismos de soporte y coordinación para mejorar la prevención y control frente a la diseminación de enfermedades graves, a través de las fronteras de los estados miembros.

La Organización Mundial de la Salud para de controlar rápidamente los brotes epidémicos de importancia internacional ha creado la Red mundial de alerta y respuesta ante brotes epidémicos (Global Outbreak Alert and Response Network -GOARN-) . Su finalidad es conseguir una buena colaboración de las instituciones y redes existentes, y que estén en constante alerta y preparadas para responder adecuadamente. La red tiene recursos humanos y técnicos para la rápida identificación, confirmación y respuesta a los brotes de importancia internacional. Una herramienta fundamental ha sido la actualización del Reglamento Sanitario Internacional. Las epidemias no pueden mantenerse en secreto por la posibilidad de comunicación electrónica de los brotes. El reglamento contempla un Comité de Emergencias que valora los problemas emergentes e indica las acciones a desarrollar. Se destaca el principio de solidaridad global por el que ningún país se puede defender sólo de una amenaza global y se impulsa la colaboración internacional.

Para la Vigilancia de la Salud Pública de las enfermedades emergentes, se reconoce la importancia de utilizar fuentes no oficiales de información epidemiológica. Son servicios informales de notificación de enfermedades que se han convertido en un componente esencial de la vigilancia de las enfermedades infecciosas a nivel global, y la OMS estima que más del 60% de los informes iniciales de brotes provienen de estas fuentes informales. ProMED es un sistema de notificación basado en Internet dedicado a la rápida difusión mundial de información sobre brotes de enfermedades infecciosas y exposiciones agudas a toxinas que afectan a la salud humana, incluidas las zoonosis y la de cultivos con fines alimentarios. La alerta temprana de los brotes de enfermedades emergentes y reemergentes, detallados con su localización geográfica, se distribuyen por correo electrónico a los suscriptores directos (actualmente más de 70.000 en al menos 185 países.) y se publican inmediatamente en el sitio web de ProMED.

Para ampliar y completar la información sobre Enfermedades Emergentes y Reemergentes, recomiendo la lectura de estos dos documentos de la revista Emerging Infectious Diseases:

Desigualdades Sociales y Enfermedades Infecciosas Emergentes, Traducción al español volume 2, number 4, por Paul Farmer Harvard Medical School, Department of Social Medicine, 641 Huntington Avenue, Boston

Operational Research during the Ebola Emergency, por Gabriel Fitzpatric y cols Department of Public Health, Dublin, Ireland y  Médecins Sans Frontières Operational Center Brussels, Belgium (Emerging Infectious Diseases  Vol. 23, No. 7, July 2017).

Finalmente, les recomiendo con respecto a información y formación sobre enfermedades emergentes: un audio  correspondiente a Podcast del Día Mundial de la Tuberculosis del 2013 (Stop TB in My Lifetime: A Call for a World Free of TB World TB Day 2013), llevada a cabo por el Dr. Kenneth Castro, Director de la División de Eliminación de la Tuberculosis; y un vídeo de la Organización Panamericana de Salud  sobre la transmisión por vectores de Zika, Dengue y Chikungunya.

 

Manuel Vaquero Abellán

Profesor del Máster en Epidemiología y Salud Pública. Universidad Internacional de Valencia.