Selecciona tu país

El sol como fuente de energía nos permite cubrir nuestras necesidades de suministro de una manera sostenible. El sistema fotovoltaico es una de las posibilidades de aprovechamiento del extraordinario potencial de esta fuente y en las siguientes líneas repasaremos su funcionamiento.

Cómo los paneles solares fotovoltaicos generan electricidad

Los paneles solares de un sistema fotovoltaico utilizan células que contienen un material semiconductor para capturar la energía del sol y convertir la radiación solar en electricidad. El material semiconductor más utilizado es el silicio, que es un recurso natural abundante que se encuentra en la arena.

Cuando la luz incide en la célula, una cierta cantidad de energía se absorbe dentro del material semiconductor, y se sueltan los electrones, las partículas cargadas negativamente que forman la base de la electricidad.

Descarga nuestra guía gratuita: Formación en tecnología. Conoce las disciplinas que seguirán demandando profesionales tras la cuarta revolución industrial

La mayoría de las células fotovoltaicas tienen dos capas de material semiconductor, una con carga positiva y otra con carga negativa. Cuando la luz incide sobre el semiconductor, el campo eléctrico a través de la unión entre estas dos capas hace que la electricidad fluya, generando corriente continua (CC). Al colocar contactos de metal en la parte superior e inferior de la celda fotovoltaica, podemos extraer esa corriente para uso externo.

Los paneles eléctricos solares del sistema fotovoltaico tienen algunas peculiaridades que pueden sorprender:

1. No requieren luz solar brillante para funcionar, lo que significa que aún pueden generar electricidad en días nublados.

2. Aportan un mayor flujo de electricidad a mayor intensidad de la luz que reciben.

3. Debido al reflejo de la luz solar, los días con nubes ligeras pueden generar mayores rendimientos de energía que los días con un cielo completamente despejado.

Es importante darse cuenta de que solo puede usarse esta electricidad solar gratuita a medida que se está generando, por lo que, a menos que también se invierta en baterías para almacenar energía para usarla por las tardes y por la noche, será preciso buscar otras alternativas para los momentos en que los paneles no producen electricidad.

Sistema fotovoltaico: cómo se convierte la electricidad para su uso

La corriente continua (CC) debe convertirse en corriente alterna (CA) para poder utilizarla en un edificio. Este proceso es llevado a cabo por un inversor de corriente.

Luego, la electricidad de CA pasa a través del medidor de generación, que mide cuánta electricidad se ha creado, y a la unidad de consumo, donde se puede alimentar a la propiedad para su uso o, en algunos casos, exportar a la red nacional a través del medidor de electricidad.

El uso de cualquiera de los diferentes tipos de energías no renovables debería ser una prioridad en los próximos años para ciudadanos y gobiernos. Es el momento de impulsar el sector de las no renovables con nuevos descubrimientos fruto de la innovación para aumentar aún más su eficacia. ¿Ya sabes dónde formarte para conseguirlo?

Si quieres saber más sobre energías renovables y estás pensando en formarte en un ámbito en auge y con muchas salidas profesionales, visita nuestro artículo 5 razones para estudiar energías renovables para ser un profesional completo en el sector de la tecnología. 

Ebook GRATIS: Formación Tecnologia

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia