Selecciona tu país

¿No sabes si necesitas un puerto VPN? Puede que más de lo que imaginas ya que podrían estar rastreándote en línea en este preciso momento. El proveedor de servicios de Internet, por ejemplo, puede ver todo lo que haces. Muchos compilan registros de navegación anónimos y, a veces, los venden a empresas de marketing para que las marcas adapten su contenido directamente a ciertas regiones o hábitos de navegación. Además de los proveedores, conviene recordar que los datos siempre son vulnerables a los piratas informáticos.

Descarga nuestra guía gratuita: Lo que debes saber si quieres estudiar informática

Estas son dos de las principales razones por las que cada vez más usuarios consideran recurrir a un puerto VPN, que les asegure la privacidad en su navegación.

¿Qué es el puerto VPN?

El puerto VPN es una conexión segura entre el ordenador del usuario y un servidor. El proceso que sigue para conectar a internet es el siguiente:

1. Conexión a un servidor administrado por el proveedor de VPN.

2. Dirección del tráfico desde allí, a los sitios web que se visita.

Podría decirse que el puerto VPN sirve como un intermediario anónimo para navegar en nombre del usuario, ayudando a que los proveedores de internet no puedan rastrear los sitios que se visitan y complicando a los hackers la tarea de apropiarse de información que no les pertenece.

La causa de esta invisibilidad de las operaciones online de cara a terceros es que parece que se accede a Internet desde la dirección IP del servidor VPN, en lugar de su propia dirección IP, por lo que cualquier sitio web que supervise la actividad del usuario no sabrá desde dónde está navegando.

¿Por qué podría alguien necesitar un puerto VPN?

Hay todo tipo de razones por las que alguien podría querer usar un puerto VPN, aunque destacan las siguientes:

1. Necesitar seguridad extra al conectarse a una red Wi-Fi pública. Cuando se usa una red Wi-Fi pública, incluso una que está protegida con contraseña, se pueden caer en las redes de un pirata informático que cohabite en ella. De hecho, en este escenario resultaría fácil para ellos espiar los datos de terceros. Aquí, el uso de un puerto VPN agrega una capa adicional de seguridad a la información, asegurando que queda omitido el ISP del lugar público y encriptadas las comunicaciones.

2. Poder acceder a servicios no disponibles en algunos países. Lugares como China, por ejemplo, se caracterizan por las restricciones de acceso a determinadas webs, como Facebook, que está bloqueada. En este caso, el puerto VPN puede ayudar al usuario a acceder a los servicios que desea, al hacer que parezca que el usuario está en su propio país, donde no le afectarían estas limitaciones.

3. Hacer compras online con descuento. Las compañías aéreas no mantienen los mismos precios en unos y otros países. Encontrar mejores ofertas es otra de las razones que llevan a algunos internautas a usar un puerto VPN, conscientes de que los precios pueden variar de una región a otra.

4. Realizar trabajo colaborativo. Cuando eres un trabajador remoto o estudiante puedes requerir el uso de una VPN para acceder a determinados servicios de forma remota, por razones de seguridad. Una VPN que se conecta al servidor de su oficina puede darle acceso a las redes y recursos internos de la empresa cuando no está en la oficina, lo mismo sucede con recursos online que algunas universidades ponen a disposición de sus alumnos.

Aunque el respaldo de un puerto VPN parece algo positivo, siempre conviene observar alguna precaución durante su uso. Los proveedores de VPN gratuitas, por ejemplo, pueden estar vendiendo datos a terceros sin consentimiento expreso del usuario, para obtener así la financiación que necesitan para poder seguir ofreciendo su servicio sin coste. 

Ebook GRATIS: Informática

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia