Selecciona tu país

Si quieres estudiar psicología o ya estás en el camino de convertirte en un profesional de esta área, posiblemente tienes dudas sobre tu futuro laboral. Hay buenas noticias: las salidas profesionales de los psicólogos son muy amplias y con este artículo venimos a demostrarlo

Hay vida más allá de la psicoterapia y áreas como la neuropsicología, la psicogerontología y la psicología de las organizaciones tienen una excelente salud.

 

Descarga nuestra guía gratuita: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

 

Psicología salidas profesionales que debes conocer

Neuropsicólogo: si te interesan los trastornos que afectan el funcionamiento cerebral y por tanto la conducta, esta es tu área. Como neuropsicólogo atenderás, por ejemplo, a personas con demencia, con parálisis cerebral y otras que han pasado por un ictus. Evaluarás su estado cognitivo y aplicarás técnicas terapéuticas para mejorar el funcionamiento cognitivo, o al menos, evitar más deterioro.

Un neuropsicólogo puede trabajar en clínicas sanitarias, de forma autónoma en una consulta, en centros especializados en rehabilitación y por supuesto, en la docencia e investigación.

Psicólogo clínico: siempre tienes la opción de convertirte en un psicoterapeuta y ayudar a aquellas personas que padecen alteraciones mentales que le provocan sufrimiento.  Evaluarás su estado, emitirás un diagnóstico e implementarás terapias para mejorar su salud mental. Al igual que en el caso anterior, puedes trabajar en clínicas de salud que cuenten con psicología entre sus servicios, de forma autónoma (una vez tramitado los correspondientes permisos y acreditaciones) o en el campo de la formación y la investigación.

Psicólogo especialista en recursos humanos: una de las salidas profesionales de la psicología más populares desde hace décadas. Como psicólogo especialista en recursos humanos puedes dirigir o formar parte del departamento de personal, interviniendo en el reclutamiento de nuevos trabajadores.

Tus funciones como psicólogo de las organizaciones, rama de la psicología a la que pertenece el especialista en recursos humanos, no quedan ahí. También ayudarás a los trabajadores a adaptarse al nuevo empleo, evaluarás el desempeño del personal y diseñarás la estrategia de formación de la empresa.

Psicólogo educativo: esta salida laboral de la psicología supone que desempeñes tareas de orientación vocacional y profesional, que diagnostiques y trates dificultades de aprendizaje o en algunos casos, que realices intervención socioeducativa, por ejemplo, como miembro de una ONG. Como psicólogo educativo puedes trabajar en centros de enseñanza para todas las edades, en gabinetes psicopedagógicos o como miembro de organizaciones que desempeñen labores socioeducativas.

Psicogerontólogo: el envejecimiento de la población ha traído nuevos retos sociales y también nuevas oportunidades laborales para el psicólogo. La psicología aplicada a la tercera edad está ganando en popularidad y son muchos los centros residenciales que incluyen un psicólogo en su equipo de trabajo.

Psicólogo deportivo: menos conocida que las anteriores, esta salida profesional de la psicología es muy atractiva. Como psicólogo deportivo tu objeto de atención profesional será el rendimiento, la motivación y el funcionamiento de los equipos deportivos. Puedes trabajar como miembro del personal que atiende al equipo (o a un deportista individual) o como consultor externo.

Divulgador científico/comunicador: sí, perfectamente puedes dedicarte de forma profesional a escribir sobre lo que más te gusta, la psicología y la salud mental. Muchos psicólogos han sido excelentes comunicadores y la carrera dota de un amplio bagaje científico que ayuda, y mucho, a abordar una gran variedad de temas. Puedes trabajar en un proyecto personal, por ejemplo, un blog o un canal de youtube, o escribir para webs especializadas en psicología y salud. La radio y la televisión, aunque de acceso más difícil, son opciones que puedes explorar.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia