Selecciona tu país

A la hora de plantearse cómo abordar la publicidad en redes sociales del negocio, muchas empresas optan por centrarse en Instagram. El primer paso para llevar una cuenta en este social media con éxito es hacer una buena planificación de contenido.

¿Cómo planificar el contenido a ofrecer en Instagram?

Debido a que Instagram es una plataforma visual, el primer paso sería definir la apariencia que se desea que tenga el perfil del negocio. Así, al crear un tema para la cuenta habría que entrar a valorar aspectos como:

  • Colores a utilizar (gama corporativa, colores vivos, tonos pastel, flúor… las variedades cromáticas elegidas pueden influir en el estado de ánimo de los seguidores y expresar la esencia de la marca. Se trata, al fin y al cabo, de una forma de hacer branding). ¿Qué colores se desea que la gente asocie con la marca? Una vez se conozcan, habría que usarlo como tonos predominantemente en toda la publicidad en redes sociales, especialmente en Instagram.
  • Filtros para aplicar a las imágenes (así como si se optará por la alternativa natural, libre de retoques). ¿Qué filtros se usarás? Mediante el uso de un filtro específico en todo el contenido, se consigue desarrollar un estilo característico de Instagram.
  • Tipo de contenido a publicar (al menos, en líneas generales). ¿Qué tipos de contenido se quiere publicar? Puede optarse por fotografías de personas, imágenes de productos o vídeos. No hay que limitarse a un único tipo, pero sí tener claro el concepto.

Descarga nuestra guía gratuita: Las claves del liderazgo empresarial

Además de estas cuestiones, es buena idea fijarse en lo que hacen los competidores o en cómo aprovechan la publicidad en las redes sociales más visual otros perfiles. Por ejemplo, convertir su cuadrícula de Instagram en una colección compleja e interconectada de imágenes y vídeos, suele ser un éxito.

Las decisiones deben tomarse siendo conscientes de que el estilo de contenido visual de Instagram debe ser reflejo de la marca.

Cómo planificar el contenido de la publicidad en redes sociales

Una vez se tiene claro lo que se desea expresar, hay que empezar a planificar la publicación del contenido. Pero, antes de considerar diferentes opciones, resulta necesario pensar en los objetivos que se desea alcanzar. Por ejemplo, con el marketing de Instagram:

  • ¿Más compromiso?
  • ¿Más seguidores?
  • ¿Más ventas?

Establecer objetivos es importante, aunque también hay que tomar en consideración la cantidad de tiempo que se tiene que dedicar a Instagram. Además, habría que evaluar qué recursos están disponibles para la estrategia de publicidad en redes sociales. Por ejemplo, ¿se puede saber cuánto dinero puede invertirse en el contenido de Instagram?

A continuación, habría que dar el paso de planificar el calendario de publicación. En el caso de esta red social se debería plantear la combinación de contenido a publicar todos los días (imágenes promocionales, videos, historias, fotos, etc.).

Siempre conviene publicar una variedad de contenido, no ceñirse al mismo tipo. Así, se pueden compartir estadísticas y datos objetivos, consejos educativos, recomendaciones y mejores prácticas. Se trata de contenido que puede ayudar a generar confianza con la audiencia.

Otra buena opción para la publicidad en redes sociales que funciona especialmente bien en Instagram son las citas motivacionales. Su principal ventaja es que son fáciles y muy económicos de crear.

Por último, cada vez hay más perfiles de marcas que se deciden a mostrar su producto en acción. Una de las formas más interesantes de hacerlo es la que emplea GoPro en su cuenta de Instagram, que anima a los clientes y seguidores a compartir sus propios vídeos.

Ebook GRATIS: Liderazgo

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia