Selecciona tu país

Los profesionales del coaching deportivo encuentran cada vez más reconocimiento en la sociedad y es una disciplina que se ha puesto muy de moda en los últimos tiempos. Aun contando con ciertas críticas, si el coach que lo imparte posee las capacidades idóneas, puede dar excelentes resultados para el desarrollo personal, profesional, educativo y deportivo de las personas.

Contar con la ayuda de un buen coach deportivo permite al deportista o atleta que lo requiere conocerse mejor, ganar en seguridad, además de hacer que maximice su potencial y obtenga un mejor rendimiento. 

Descarga nuestra guía gratuita: El management en la empresa. Nuevas fórmulas para nuevos tiempos

El coach deportivo prepara un entrenamiento y un aprendizaje para que el deportista tenga en mente su capacidad gracias a sus metas y objetivos, centre sus aspiraciones y entregue su talento en aras de conseguir lo que busca y use las herramientas idóneas para progresar lo mejor posible.

Psicología y deporte en una misma profesión

Hay que reseñar que el coach no trabaja únicamente con los deportistas o coachees de forma individual, sino que de igual manera puede llevarlo a cabo con grupos de personas y equipos de trabajo o deportivos. El coaching acostumbra a emplear estrategias para sacar el mayor provecho al aprendizaje y la gestión de los recursos psicológicos válidos para llegar a un objetivo.

Confiar en un profesional de coaching y su metodología nos permite afrontar y superar aquellos pensamientos erróneos que en ocasiones nos hacen quedarnos a medias entre lo que realmente queremos y lo que podemos llegar a conseguir.

Beneficios del coaching deportivo

Conocerse mejor

Entre las ventajas del coaching para el deportista es que le permite conocerse mejor, porque estos profesionales desarrollan intensamente la llamada inteligencia emocional y aprenden a utilizar herramientas para descubrir los propios límites e impulsos que frenen todo su potencial. Con el coaching deportivo el autoconocimiento mejora, lo que es clave para el desarrollo personal y deportivo.

Conseguir el máximo potencial

Con la ayuda de los coaches, los deportistas utilizan recursos, competencias y habilidades que les dotan de más rendimiento y mejora de su potencial. La labor del coach provoca que los deportistas se superen día a día y puedan eliminar las barreras mentales que no les dejan avanzar.

Ayuda a controlar las emociones

Sin lugar a duda, el coaching ayuda al deportista a controlar todas sus emociones. Estas pueden llegar a favorecer o perjudicar el rendimiento del deportista. Entre las bondades del coaching se encuentran la capacidad que tiene para que los deportistas se conozcan mejor y regulen sus propios sentimientos y emociones. Ser conocedores de uno mismo permite al deportista obtener mejores resultados a medio plazo.

Genera mayor motivación

El coaching deportivo es vital para planificar la temporada del deportista y ponerse unos objetivos realistas, pero además de ello, es importante pensar en el presente y lograr un feedback acerca de nuestro comportamiento. Tomar clases de coaching es una experiencia motivadora porque la persona acaba encontrando sus propias motivaciones y consigue un mayor deseo de afrontar nuevos retos en su vida deportiva.

Provoca un mayor liderazgo

Aquella persona o deportista que confía en el coaching para mejorar sus resultados siente una responsabilidad interna en relación a sus acciones y maneras de proceder gracias a esta metodología. Entre los aspectos positivos de confiar en el coaching es que los deportistas van a experimentar una mayor capacidad de aprendizaje, tomar mejores decisiones y mantener siempre la positividad frente al cambio.

Ebook GRATIS: Management

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia