Selecciona tu país

La neuroanatomía es el estudio de la organización y la estructura del sistema nervioso y de su órgano más importante, el cerebro. La neuroanatomía funcional parte de la base de que el sistema nervioso se divide en dos partes, por un lado tenemos el sistema nervioso simpático (SNS) y por otro el sistema nervioso parasimpático (SNP).

Descarga nuestra guía gratuita: Avances de la neuropsicología clínica para el mundo actual

Ambos se encargan de regular todas las funciones básicas del cuerpo. El primero prepara el cuerpo para actuar en caso de que haya una emergencia, mientras que el segundo se encarga de la conservación y restablecimiento de la energía.

Neuroanatomía básica funcional

El cerebro o encéfalo es el órgano más complejo del cuerpo humano. A pesar de que lleva décadas siendo estudiado, todavía supone una gran incógnita para los especialistas.

El encéfalo es responsable de todas y cada una de las acciones que llevamos a cabo, desde aquellas de las que somos conscientes, a aquellas que el cuerpo realiza de forma automática, como respirar. También es el responsable de nuestra personalidad y nos permite relacionarnos y comunicarnos con nuestro entorno.

Su importancia es tal que él solo consume un 20% del oxígeno que transporta la sangre y realiza el 15% del gasto cardiaco total que efectúa nuestro cuerpo en un solo día. En el cerebro viven centenares de millares de neuronas que consumen una gran cantidad de oxígeno. De ahí que cualquier interrupción de la llegada de oxígeno al cerebro suponga un grave riesgo y pueda dar lugar a una perturbación en su funcionamiento.

Neuroanatomía funcional de la memoria

De todas las funciones que es capaz de realizar el cerebro, una de las más interesantes es la relacionada con el aprendizaje y la memoria, porque es una función que no se da en ningún otro ser vivo.

  • Aprendizaje es el fenómeno neurobiológico que lleva a adquirir unos determinados conocimientos.
  • Memoria es el proceso que implica almacenar la información o los conocimientos adquiridos para recuperarlos más tarde.

El encéfalo no solo es capaz de almacenar información como si se tratara de un dispositivo informático, sino que, además, puede acceder a esa información en el momento en que la necesita. De igual manera, suele ocurrir que el cerebro “borra” información y la olvida para siempre sin que nosotros seamos conscientes de ello.

Lo que aprendemos y recordamos influye en nuestra personalidad, nuestra forma de ser, y también en la forma en que nos relacionamos con los demás y con el entorno. Por eso, las personas con algún problema de memoria o de aprendizaje tienen una calidad de vida más baja de lo habitual.

Aunque aprender tiene una connotación positiva, lo cierto es que también podemos aprender cosas que alteren nuestra conducta para mal. Así, la memoria tiene una incidencia directa sobre el comportamiento y puede dar lugar a trastornos.

Todo lo que vivimos y experimentamos tiene una incidencia directa en nuestro cerebro y puede afectar a nuestro comportamiento, ya sea para bien o para mal. Esto nos demuestra que la neuroanatomía funcional es un campo de estudio muy amplio y con grandes posibilidades de desarrollo, porque el funcionamiento del cerebro sigue planteando muchas incógnitas.

Ebook GRATIS: Neuropsicología Clínica

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia