mundos virtuales (1).jpg
Ciencia y Tecnología

Mundos virtuales, ¿por qué son tan importantes en el gaming?

Equipo de Expertos en Ciencia y Tecnología

Mundos virtuales significan literalmente un entorno artificial que aparenta la realidad o no, mediante una simulación basada en el uso de avatares o personajes. Un mundo virtual también se conoce como metaverso y puede ser usado en diferentes áreas como la educación o los videojuegos.

Descarga nuestra guía gratuita: Lo que debes saber si quieres estudiar informática

¿Qué son los mundos virtuales?

El término de mundo virtual fue usado por primera vez en la novela de Neal Stephesson, Snow Crash en 1992 y se comenzó a usar para describir la visión del trabajo en entornos 2D y 3D y de ahí saltó a la informática y posteriormente a los videojuegos.

Esto se debe a que un metaverso posee características como interactividad, simulación, gran posibilidad de gráficos e inmersión lo que permite recrear actividades lúdicas y de ocio aplicables tanto en la educación, la educación como en los videojuegos.

Precisamente, en el sector gaming es donde más se usan ya que están vinculados históricamente con la informática y la tecnología al hacer uso de un motor de un videojuego para la representación de los personajes y avatares.

Mundos virtuales en el gaming

Además, los mundos virtuales funcionan como plataformas de abastecimiento colectivo, una definición que encaja a la perfección con el mundo de los videojuegos. 

Un ejemplo de los mundos virtuales con muchos usuarios son los juegos de ordenador para un solo jugador como Skyrim, que se consideran una especie de mundo virtual. 

Otros juegos como los MMORPGs o los juegos masivos multijugador también representan mundos simulados. Muchos de los cuales están recreados en historias de ciencia ficción, novelas, deportes, horror o entornos históricos o de fantasía. 

Hay muchos ejemplos de videojuegos que son pequeños mundos virtuales pasando por el World of Warcraft, Los Sims, Age of Conan o el Minecraft. 

Este último caso es muy curioso ya que nos permite crear nuestro propio mundo sin ayuda de jugadores para luego trabajar con otros usuarios y diseñar entornos más grandes, complejos y diferentes. 

Muchos de estos juegos tienen acciones y comunicación en tiempo real gracias a conferencias informáticas y chats basados en textos o con voz. Esto aumenta la interactividad y realidad de los mismos. 

Esto se debe a que los usuarios experimentan un grado mayor de presencia mediante la manipulación de elementos de la realidad así como el acceso a diferentes formas de comunicación como gestos visuales, sonido, iconos gráficos y texto, incluso, en algunas ocasiones y dependiendo del interfaz del tacto y los sentidos del equilibrio. 

Características y ventajas de los mundos virtuales

Si nos ceñimos estrictamente a un metaverso sus características son: interactividad, corporeidad y persistencia. 

  • Persistencia: entendemos por esta característica que el sistema o mundo virtual recreado sigue funcionando, incluso sino hay ningún usuario en su interior, ya que las posiciones y momentos donde estaban los usuarios se guardan automáticamente al cerrar las sesiones y se vuelven a cargar en el momento de conexión. 
  • Interactividad y gráficos: una de las características principales de un mundo virtual es la posibilidad de recrear diferentes realidades mediante el diseño de gráficos y mundos que permiten el diálogo o interacción entre la máquina y el usuario, ente este caso, son los gráficos. 
  • Corpóreo o físico: todos los usuarios que hacen uso de un mundo virtual saben que al entrar en él están sometidos a reglas, recursos limitados y organizados que responden a las leyes físicas.

Estas propiedades fueron definidas por el profesor Edward Castronova, un experto en el trabajo de los metaversos y los mundos sintéticos o virtuales. 

Pero podemos definir más características, muchas de las cuales son aprovechadas en el sector gaming.

Entre ellas se encuentran las siguientes:

  • Limitación del espacio: los entornos virtuales están totalmente organizados y delimitados al hacer uso de espacios en 2D o 3D. 
  • Gran capacidad de inmersión: la recreación digital de espacios combinada con el uso de simulaciones, avatares y gráficos interactivos es capaz de recrear escenas y situaciones cotidianas o no que son capaces de meternos en la piel de un personaje y un entorno gracias a su alto impacto inmersivo. 
  • Simulación: los usuarios entran al entorno mediante una interfaz o consola que recrea el entorno virtual en una pantalla. El usuario se representa mediante un avatar o personaje. Esto en combinación con los gráficos inmersivos y, sobre todo, con la posibilidad de interactuar remota y directamente con otros personajes dentro y fuera del mundo virtual es capaz de recrear y diseñar gran variedad de entornos y situaciones. 
  • Diferentes usos y aplicaciones: los mundos virtuales son entornos multiusuario que posibilitan el diseño de múltiples situaciones y actividades aplicables en áreas como la educación, la psicología, el ocio y los videojuegos. 
  • Entorno multiusuario: todos los usuarios que están dentro de un entorno virtual como un metaverso son capaces de comunicarse entre sí para poder interactuar en el mundo virtual. 

Tipos de metaversos

Para acabar citaremos las cuatro clases de metaversos que existen y son mundos espejo, realidad aumentada, lifelogging y juegos y mundos virtuales. 

Sin embargo, también se pueden clasificar siguiendo el uso que se le vaya a dar a la plataforma, por ejemplo, para el sector de la salud, para la educación o el mundo de las empresas. 

En definitiva, los mundos virtuales son una potente herramienta digital y una forma ideal de recrear con una mayor o menor grado de similitud diferentes escenarios y entornos que sirven para socializar e interactuar entre usuarios. 

Hoy en día, la tecnología brinda a los mundos simulados herramientas de comunicación y colaboración que ha transformado estos entornos digitales en valiosas plataformas para uso en diferentes sectores gracias al aprendizaje, la colaboración y comunicación.

Estudiar ingeniería informática te interesará si el mundo de la tecnología te apasiona. Por eso te recomendamos nuestro Grado en Ingeniería Informática.

Ebook GRATIS: Informática

Composición Áreas_Web_CYT_0.png
Equipo de Expertos en Ciencia y Tecnología
Equipo de Expertos de Ciencia y Tecnología de la Universidad Internacional de Valencia.