Selecciona tu país

La tecnología inalámbrica nos ha traído un sinfín de nuevos ingenios. Algunos de ellos tienen nombres que parecen sacados de películas de ciencia ficción. Pero lo cierto es que se trata de dispositivos con una utilidad muy concreta. Este es el caso del localizador satelital, también denominado rastreador GPS. ¿Qué es y para qué sirve este localizador? Su nombre puede darnos una idea.

 

Qué es un localizador satelital

Un localizador GPS es un tipo de dispositivo cuya función es enviar y recibir una señal. Esta muestra en tiempo real el lugar en el que se encuentra. Lo que favorece la ubicación del sistema. Al tener un margen de error muy pequeño, la fiabilidad es muy alta.

Descarga nuestra guía gratuita: Formación en tecnología. Conoce las disciplinas que seguirán demandando profesionales tras la cuarta revolución industrial

En un principio estos dispositivos solo se usaban en estrategia militar y servicios de inteligencia. Con el paso del tiempo grandes empresas empezaron a interesarse por el sistema. Hoy, es posible encontrar dispositivos de uso doméstico, mucho más asequibles y complejos que los originales.

 

Usos en el ámbito del transporte

Las primeras empresas que se fijaron en los localizadores satelitales más allá del uso militar fueron las de transportes. Hoy, muchas flotas se controlan a través de estos dispositivos. Con ellos se puede localizar en todo momento un vehículo equipado con ellos. De este modo se facilita el control de las rutas, además de servir como medida de protección en caso de robo. Vehículos de transporte blindado, camiones de rutas internacionales e incluso barcos y aviones cuentan hoy con su propio sistema de geolocalización.

En cuanto al transporte particular, los primeros en instalar un localizador satelital fueron los vehículos de lujo. Una medida de protección adicional en caso de robo, que gracias a la miniaturización permite ocultar el dispositivo y que no se pueda quitar. Ahora, muchos modelos incorporar este sistema o se pueden encontrar módulos independientes para colocar en cualquier vehículo.

Algunos de estos dispositivos no solo permiten localizar el lugar en el que se encuentran. También hay modelos que almacenan información, como las paradas que se hacen o el recorrido total. Los datos se vuelcan a un ordenador o se pueden obtener a través de redes de comunicación inalámbricas.

 

Uso del localizador satelital a nivel personal

Los smartphones actuales cuentan con sistemas GPS que permiten la localización. Para ello, hay programas específicos que se instalan en el terminal y permiten ubicar a quien lo lleva. Algunos padres permiten que sus hijos lleven su propio móvil con la condición de que activen el localizador. Así pueden saber dónde se encuentran en todo momento. Incluso algunas aplicaciones de comunicación instantánea están incorporando funciones como esta. Por ejemplo la popular WhatsApp permite indicar la localización en tiempo real. Lo que es un sistema de localizador GPS en la práctica.

El uso de satélites no solo facilita la comunicación personal. También nos permite cierto grado de seguridad y control, como se puede ver con este ejemplo. Aunque hay quien se siente abrumado por el hecho de poder estar localizado en todo momento. Un tema del que también puede ser interesante hablar algún día.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia