Selecciona tu país

España es el segundo país con mayor esperanza de vida al nacer, después de Japón. En la actualidad hay 17.424 personas centenarias en España, tan solo 558 de ellas son supercentenarias, es decir, mayores de 110 años (INE, 2016). Las mujeres son mayoritarias en este grupo de edad, concretamente el 76,84%. Las estimaciones para el año 2050 predicen un incremento en el número de personas mayores de 100 años, hasta llegar a los 6 millones en todo el mundo.

Hay pocos estudios sobre la forma de vida, alimentación, estado de salud física, cognitiva, funcional o social de los centenarios españoles.    Uno de los hallazgos más importantes de las investigaciones españolas ha sido que la regulación de la expresión genética de los centenarios es más similar a la de los jóvenes que a la de los octogenarios (Serna, Gambini, Borras, Mohammed, Belenguer, Sanchis, Avellana, Rodríguez Mañas y Viña, 2012) y han identificado el mecanismo que explica por qué las mujeres viven más años que los hombres (Borrás, Sastre, García-Sala, Lloret, Pallardó, Viña, 2003). La función antioxidante de los estrógenos potencia la expresión de los genes de la longevidad (Borrás, Gambini, Gómez- Cabrera, Sastre, Pallardó, Mann y Viña, 2005).

Otro estudio realizado por el CSIC logró reunir los testimonios de 18 centenarios con buena salud física, cognitiva y funcional (Puga, 2010). Cuando les preguntaron sobre su longevidad, los consejos más frecuentes que dijeron fueron: la moderación en la vida, realizar ejercicio físico a diario y vivir la vida con alegría.

En las dos últimas décadas, ha crecido la literatura científica sobre la extrema longevidad con estudios sistemáticos y muestras representativas de la población. Estos estudios han buscado poner a prueba distintas hipótesis multidisciplinarias sobre la longevidad humana.

Veamos el estudio sobre las zonas azules, uno de los más relevantes sobre centenarios. Las zonas azules son los cinco lugares del planeta donde se concentran el mayor número de centenarios, curiosamente están muy alejados unos de otros. Allí las personas son más longevas, sanas y felices. Dan Beuttner, periodista del National Geografic, escribió “The Blue Zones” tras estudiar en profundidad cómo vivían los nativos de estas zonas.

¿Dónde están las zonas azules? Es interesante que tres de ellas están situadas en islas: Cerdeña (Italia), Ikaria (Grecia) y Okinawa (Japón). Las otras dos están en Nicoya (Costa Rica) y Loma Linda, California (EEUU). En la figura 1 podemos observar que todas se encuentran situadas entre el Ecuador y el Trópico de Cáncer.

zonas azules

Se han identificado hasta nueve estilos de vida diferentes en las cinco zonas azules (Buettner, 2012). Las características más importantes son que sus habitantes:

  1. Practican ejercicio físico moderado de forma regular.
  2. Han aprendido a tomarse las cosas con calma (algunos practican meditación o relajación, hacen siestas o pasatiempos agradables).
  3. Tienen un propósito en su vida, es decir, objetivos que les motivan cada día. En Okinawa, tener un propósito es llamado tener un ikigai.
  4. Comen muchos alimentos de origen vegetal y poca carne.
  5. Acostumbran a comer despacio y parar cuando el estómago está lleno al 80% de su capacidad, en Okinawa se llama hara hachi bu.
  6. Piensan que tomar dos vasos de vino tinto al día es bueno para el cuerpo.
  7. Cuidan los lazos familiares, de esta forma son fuertes y estrechos (abuelos, padres y nietos conviven y comparten tiempo de calidad juntos).
  8. Participan y colaboran por el bien de la comunidad.
  9. Piensan que muchos contactos sociales favorecen una vida más larga y feliz.

Existen diferentes líneas de investigación sobre las zonas azules. Predominan los estudios sobre la influencia de la dieta, los estilos de vida, las relaciones sociales y las creencias espirituales en la longevidad saludable.

Otras investigaciones se han centrado en los efectos del estrés a largo a plazo, ya que las personas que viven en las zonas azules tienen poco o ningún estrés, y cuidan mucho aspectos como el sueño o el descanso. Otra característica que comparten son las profundas creencias espirituales, y mantener un propósito en la vida que les empuja a levantarse cada día con ilusión porque tienen algo importante que hacer, tienen un ikigai.

Algunos de los resultados más interesantes en las zonas azules son sobre el efecto protector que desempeñan las relaciones sociales en la longevidad, en especial en la salud física, funcional y emocional. Una buena red de relaciones sociales es muy importante en todas las edades, sin embargo, en la etapa de la vejez cobra especial relevancia.

En Okinawa, por ejemplo, existen grupos de vecinos y familiares que se reúnen frecuentemente, y entre sus objetivos están: compartir su tiempo juntos, sus emociones, sentimientos y experiencias, al tiempo que proporcionan o reciben apoyo emocional, instrumental, material o económico del grupo de apoyo seguro, también llamado moai.

Para las personas saber que pueden contar con otros, en caso de ser necesario, les proporciona un sentimiento de tranquilidad y confianza, que favorece la cohesión social y disminuye el sentimiento de soledad.

Todo ello nos hace reflexionar sobre los factores comunes que actúan como protectores en algunas personas centenarias. Sin embargo, son necesarias más investigaciones que aborden la longevidad con un enfoque multidisciplinar y desde diferentes perspectivas metodológicas, teniendo en cuenta que las diferentes trayectorias vitales de los centenarios nos pueden ofrecer múltiples factores de causalidad de la longevidad.

Los vídeos que se presentan a continuación nos enseñan algunos de los “misterios” de las personas más longevas que viven en estas zonas azules. Quizás si nos inspiráramos en ellas e incluyéramos en nuestra rutina diaria algunos de sus hábitos de vida también pudiéramos llegar a los cien años.

https://www.ted.com/talks/dan_buettner_how_to_live_to_be_100?language=e…

Victoria Córdoba Castillo
Profesora del Máster de Gerontología y Atención Centrada en la Persona

Referencias:

Borrás, C., Sastre, J., García-Sala, D., Lloret, A., Pallardó, F. V., & Viña, J. (2003). Mitochondria from females exhibit higher antioxidant gene expression and lower oxidative damage than males. Free radical biology and medicine, 34(5), 546-552.

Borrás, C., Gambini, J., Gómez-Cabrera, M. C., Sastre, J., Pallardó, F. V., Mann, G. E., & Viña, J. (2005). 17β - Oestradiol up-regulates longevity-related, antioxidant enzyme expression via the ERK1 and ERK2 [MAPK]/NFκB cascade. Aging cell, 4(3), 113-118.

Buettner, D. (2012). The Blue Zones: 9 lessons for living longer from the people who´ve lived the longest. National geographic books. Recuperado de http://www.bluezones.com

Córdoba, V., Pinazo-Hernandis, S. (2016). Una revisión de la investigación en centenarios: factores psicosociales en la extrema longevidad. Búsqueda, (16), 64-80.

INE (2016). INEBase Cifras de población y censos demográficos. Resultados nacionales. Publicado 1 de julio 2016. Recuperado el 7 de enero de 2017 de http://www.ine.es

Puga, M.D. (2010). Cien años y más. Las claves de una longevidad exitosa. Centro de Ciencias Humanas y Sociales (CCHS) y Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Recuperado de http://www.imserso.es/InterPresent2/groups/imserso/.../idi56_07longevidad.pdf

Pinazo-Hernandis, S., Viña, J., & Córdoba, V., (2016). ¿Quieres vivir más de 100 años? Factores que predicen la longevidad. Cuadernos gerontológicos, 19, 11-16.

Serna, E., Gambini, J., Borras, C., Mohammed, K., Belenguer, A., Sanchis, P., … Viña, J. (2012). Centenarians, but not octogenarians, up-regulate the expression of microRNAs. Scientific Reports, 2, 961, 1-5.

Suzuki, M., Willcox, B., Willcox, C. (since 1975). Okinawa Centenarian Study. Centro de Investigación en Ciencias de la Longevidad, Urasoe, Okinawa, Japón. Recuperado de http://www. okicent.org

Enlaces de interés:

Blue Zones (zonas azules)

Vídeos relacionados:

El misterio de los centenarios: Okinawa (Dieta hipocalórica y radicales libres)

El misterio de los centenarios: Villagrande (Cerdeña) Genética y Ambiente

El misterio de los centenarios: Francia (País de centenarios)