Selecciona tu país

Como dice el conocido refrán: “Al mal tiempo, buena cara”. Aunque parezca un tópico no lo es tanto, diversos estudios sostienen que sonreír, aunque sea sin ganas, logrará que te sientas mejor.

Desde hace tiempo el primer viernes de octubre se celebra el Día Mundial de la Sonrisa. Este día tiene su origen en el icono amarillo “smiley face” creado por Harvey Ball en el año 1963. A raíz de esa creación, pensó que estaría bien crear un día dedicado a la simpatía y al humor y nació  el Día Mundial de la Sonrisa.

Descarga nuestra guía gratuita: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

Sonreír nos hace más felices y hace que se activen zonas del cerebro que producen efectos positivos.

 

¿Cuáles son los beneficios de una sonrisa?

Sonreír cuando te levantas, cuando despiertas a tus hijos, cuando llegas al trabajo o cuando vuelves a casa tras un día intenso, te harán ver la vida y la rutina de otra manera. Estos son algunos beneficios de la sonrisa:

  • Serás más productivo y tendrás mejores relaciones con tus compañeros de trabajo. Hacer las tareas profesionales con una sonrisa te ayudará a hacerlas más rápido y mejor y además mejorará las relaciones que tengas con el resto de compañeros de trabajo.
  • Favorece las relaciones con otras personas. ¿Te acercarías a hablar con una persona que parece enfadada? Seguro que no. Así que sonríe, deja que la alegría traspase tu rostro y verás como las relaciones con otras personas serán más fáciles y mejores.
  • La sonrisa es contagiosa. Es inevitable para cualquiera resistirse a una sonrisa. Cuando un bebé te sonríe con esa cara tan dulce no podrás dejar de sonreír, lo mismo ocurrirá si tú sonríes a los demás.
  • Una sonrisa te relajará y relajará a las personas que están a tu alrededor. de esta forma el día a día ser verá de una forma más ligera y divertida.
  • Mejora tu aspecto físico. Una persona que sonríe transmite alegría, energía positiva y se la ve más atractiva que una persona que está triste o con el ceño fruncido.
  • Potencia tu sentido del humor. Sonriendo podrás ver el lado divertido de muchas situaciones, aprenderás a mirar con otra perspectiva.
  • Tu cerebro producirá serotonina y endorfinas que son las hormonas naturales de la felicidad.
  • Sonreír a otras personas harán que te sientan más cercano y será una buena forma de practicar la empatía y ponerte en el lugar de otros para entender diversos puntos de vista.
  • La sonrisa te ayudará a dormir mejor y a disminuir las molestias derivadas de los trastornos de sueño, debido a su poder relajante.
  • Serás menos propenso a sufrir ataques de corazón. En relación también a la relajación que produce la sonrisa, se puede destacar también que ayuda a proteger tu corazón porque disminuye el estrés y previene la aparición del estrés y otros trastornos como la depresión, puesto que una sonrisa hace que nuestro cuerpo produzca endorfinas y serotonina, tal y como hemos visto.

 

Está claro que hay pocas cosas tan fáciles y que produzcan tantos beneficios como una sonrisa.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia